Localizan dos talleres mecánicos clandestinos en Argamasilla de Alba

Lanza Argamasilla de Alba
Ayuntamiento de Argamasilla de Alba / Lanza

Ayuntamiento de Argamasilla de Alba / Lanza

Agentes de la Policía Local de Argamasilla de Alba localizaron dos talleres de reparación de vehículos clandestinos e imputaron a un conductor como presunto autor de un delito contra la seguridad vial tras cuadriplicar la tasa máxima de alcohol

La Policía Local de Argamasilla de Alba ha levantado dos actas de denuncia tras localizar en la localidad dos talleres de reparación de vehículos clandestinos, en sendas fincas urbanas de la localidad, que supuestamente se dedicaban a dicha actividad careciendo de los requisitos legales para ello.

Estas instalaciones, ahora denunciadas, contaban con herramientas y útiles diversos para la reparación de vehículos, así como numeroso despiece de automóviles. Se da la circunstancia que en uno de los inmuebles se había construido incluso de forma rudimentaria una cabina de pintura de vehículos, carente de cualquier homologación, donde disponían de la instalación de productos y útiles para llevar a cabo reparaciones de chapa y pintura.

Asimismo, la Policía Local ha formulado también sendas denuncias  por supuesta infracción a la Ley 22/2011 de Residuos Suelos Contaminados, toda vez que la gestión y tratamiento de los residuos generados por estas actividades se realizaba al margen de las exigencias que marca dicho texto legal y demás normativa sectorial.

Imputado por cuadriplicar la tasa máxima de alcohol

Por otra parte, agentes del cuerpo local de seguridad imputaron a una persona como presunta autora de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo de motor cuando cuadriplicaba la tasa máxima de alcohol.

Los hechos ocurrieron cuando la patrulla de servicio que realizaba un punto de vigilancia estática, observaba en la madrugada del pasado día 4 como un vehículo procedente de la carretera CM-3113 se incorporaba a la calle Juan de Zúñiga tomando en sentido contrario la rotonda ubicada en la intersección de ambos viales.

Tras requerir al conductor y ser sometido a la pruebas de alcoholemia en aire espirado, este arrojó un resultado final que cuadriplicaba la tasa máxima permitida. Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia.