Los autónomos de Ciudad Real celebran el acuerdo que les permitirá percibir prestaciones por paro y por enfermedad

Julia Yébenes Ciudad Real
Miguel Ángel Rivero, presidente de CEAT / Lanza

Miguel Ángel Rivero, presidente de CEAT / Lanza

Recoge un incremento de entre 5,36 euros y casi 7 euros más, a cambio de mejoras en la protección de los autónomos por cese de actividad (paro)

Representantes de varias asociaciones de autónomos, en Ciudad Real unos 36.000, han celebrado este jueves el acuerdo “histórico” pactado para 2019 entre el Gobierno central y el sector de trabajadores por cuenta propia, por el que la base mínima de cotización subirá un 1,25% en 2019, y que les permitirá percibir prestaciones de baja por enfermedad y por desempleo.

Conllevará mejoras en la protección de los autónomos, como el acceso a la prestación por cese de actividad (paro), flexibilizando los requisitos actuales y ampliando la duración de la prestación.

En concreto, el incremento para los autónomos personas físicas será de 5,36 euros más al mes y 64 euros más al año, y tendrán que pagar 283,3 euros mensuales si cotizan por la base mínima, mientras que en el caso de los autónomos societarios será de 364,22 euros mensuales, con 6,89 euros más al mes y una subida anual de 82 euros respecto a 2018 .

El presidente provincial de la Asociación Intersectorial de Autónomos (CEAT), Miguel Ángel Rivero, ha sostenido que las medidas del acuerdo alcanzado entre Gobierno, sindicatos y empresarios “son las menos malas”, teniendo en cuenta la subida de casi 300 euros más al año planteada inicialmente, y que “no nos venía nada bien”.

Ha celebrado que en el caso de las contigencias  comunes “tengamos derecho a la baja desde el primer día”, cuando hasta ahora “se denegaba al 80%”.

Por ello, el también vicepresidente de la Federación de Empresarios de Ciudad Real (Fecir) espera que las nuevas cotizaciones y su posterior cobertura “favorable” en prestaciones “se puedan cumplir”, así como ha recordado que la reivindicación histórica de los autónomo “es cotizar por los ingresos reales”, al igual que “cualquier trabajador por cuenta ajena, con su nómina”.

El presidente de Fecir, Carlos marín se ha expresado en lso mismos términos, ya que las medidas que mañana se aprobarán en el Consejo de Ministros afectarán a “entre el 85% y el 90% de los empresarios de la provincia”.

“Es un acuerdo histórico” que, a su juicio, ha liderado CEAT como “asociación mayoritaria” en sectors como los transportistas autónomos, donde son socios en un 80%. “Está muy bien que cuando los autónomos se ponen enfermos o se dan de baja al menos no dejen de ganar”, ha sostenido, a la vez que ha destacado que las mutuas “con trabajadores por cuenta propia tienen superávit porque apenas se dan de baja”.

José Luis Perea, secretario regional-de ATA / Lanza

José Luis Perea, secretario regional-de ATA / Lanza

Por dos razones

José Luis Perea, vicepresidente nacional de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y secretario de esta organización en Castilla-La Mancha, se ha mostrado satisfecho por “dos razones”, como son las “mayores prestaciones y la subida de cuota dentro de la media habitual de los últimos 15 y 20 años”.

Perea ha valorado que la parte social “frenara” la propuesta inicial planteada por el Ejecutivo en las negociaciones, con una subida de casi 500 euros más anuales, y se haya fijado un cuota más moderada y accesible para todos los trabajadores por cuenta propia.

“Tendrán acceso al cese de actividad y por paro, y se duplica la duración, en un mínimo de cuatro meses y un máximo de 24 meses, el acceso a la formación “que era una demanda histórica”, y que contribuirá a  mejorar la competitividad y la capacidad de los autónomos “en este momento de transición” en los modelos de comercialización, como es el caso del sector del comercio “que necesita competir con las fórmulas on line”.

El portavoz de ATA también ha elogiado la cobertura por contingencias profesionales a través de  una cotización “universal”, por lo que casi 500.000 que pagaban por esta cobertura “verán reducido el tipo impositivo”, y supondrá que todos los autónomos cobrarán la baja desde el primer día, además de entrar en el sistema de atención de las mutuas, que “es más ágil”.

En el caso de enfermedades largas, el colectivo disfrutará de la exención de pagar las cuotas a partir del segundo mes de baja, un extremo “que hará más fácil la situación a los que trabajan día a día”.

Perea ha ovacionado estas medidas, que permitirán a España “ser el país europeo con más protección social, tras Luxemburgo”, tras un acuerdo “histórico y positivo”.

Con todo, siguen ‘vivas’ otras reivindicaciones, que “retomaremos a primeros de año”, como la cotización por ingreso real, para el que piden establecer “un sistema razonable” que permita “cierta flexibilidad”.