Los auxiliares técnicos educativos reclaman contratos a tiempo completo durante todo el año

Carmen Jiménez, auxiliar Técnico Educativo / Elena Rosa

Carmen Jiménez, auxiliar Técnico Educativo / Elena Rosa

CCOO denuncia que este colectivo, junto a los técnicos especialistas en la interpretación de la lengua de signos y parte del personal de Cocina, sufre una discriminación en sus condiciones laborales respecto al resto de los profesionales de la comunidad educativa, con contratos parciales y sin vigor en los meses de julio y agosto

Los auxiliares técnicos educativos (ATE), los técnicos especialistas en la interpretación de la lengua de signos y parte del personal de Cocina reclaman a la Consejería de Educación su contratación a tiempo completo durante todo el año, ya que en la actualidad cuentan con contratos parciales y sin vigor en los meses de julio y agosto.

Con la colaboración de CCOO, este colectivo, formado por unos 700 profesionales (en 85% mujeres), iniciará una recogida de firmas que se extenderá durante los meses de marzo y abril para presentarse ante Educación el próximo mayo. En la actualidad la provincia de Ciudad Real cuenta con 153 de los 600 ATE de la región. Por otro lado en la comunidad autónoma hay 21 técnicos de Lengua de Signos y 27 trabajadores de Cocina afectados.

CCOO recogerá firmas por los auxiliares técnicos educativos / Elena Rosa

CCOO recogerá firmas por los auxiliares técnicos educativos / Elena Rosa

Indica CCOO que estos trabajadores son contratados en muchos casos a tiempo parcial, en régimen de fijos-discontinuos, lo que merma considerablemente sus retribuciones, llegando a percibir un salario por debajo de las categorías inferiores.

Además denuncia que su contrato no se mantiene durante julio y agosto, teniendo que inscribirse como desempleados y “gastar paro y pagar más en sus declaraciones de la Renta por tener dos pagadores”. Además estos dos meses sin contrato implica que no puedan recibir sus pagas extra completas.

Del mismo modo denuncian que necesitan 42 meses para conseguir un trienio, frente a los 36 del resto de trabajadores.

También critican los afectados que el periodo vacacional les es impuesto en periodos no lectivos, lo que conlleva su disfrute fraccionado, “un agravio más para estos trabajadores”.

Ante esta situación reclaman a la Consejería de Educación la eliminación de la contratación en precario y la modificación de los contratos a tiempo igual que el resto de las categorías de personal laboral.