Los ayuntamientos de la provincia dispondrán de más de 21 millones de euros para invertir en obra pública gracias a la Diputación de Ciudad Real

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Parte de la Corporación ha seguido el pleno en la Diputación mientras que otra parte a través de videoconferencia

Parte de la Corporación ha seguido el pleno en la Diputación mientras que otra parte a través de videoconferencia

La sesión plenaria ordinaria de la Diputación Provincial de Ciudad Real ha servido, entre otras cosas, para dar cuenta de la liquidación del presupuesto 2019 de la institución, que consigue por cuarto año consecutivo mantener la deuda a cero.

Los ayuntamientos de la provincia de Ciudad Real dispondrán a lo largo del mes de junio de 21,2 millones de euros para invertir en obra pública en sus municipios gracias a la Diputación Provincial de Ciudad Real, después de que la sesión plenaria de este órgano, que se ha celebrado este viernes, haya aprobado una modificación de crédito de cuatro millones de euros, que se repartirán de manera nominativa entre distintos ayuntamientos de la provincia pra que realicen diversas infraestructuras en sus municipios.

De esta manera, según ha anunciado el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Caballero, los ayuntamientos dispondrán de un total de 21,2 millones de euros procedentes de los cuatro millones de euros que se han aprobado hoy, otros cuatro millones que ya recogía el presupuesto 2020 para este tipo de ayudas, los 8,8 millones del Plan de Obras Ordinario y el Plan de Obras Extraordinario en el que ya trabaja la institución provincial y que conllevará una inversión de 4,4 millones de euros. En total, 21,2 millones de euros que se destinarán a que los distintos ayuntamientos de la provincia realicen mejoras en sus infraestructuras o creen nuevas para satisfacer las necesidades de los vecinos y, a su vez, a generar empleo «en esta difícil situación que estamos atravesando».

Caballero ha destacado que estos 21,2 millones de euros suponen una «inversión histórica», la cual cobra una mayor relevancia al ejecutarse ante la crisis económica que acecha a la sociedad española a consecuencia de la pandemia del COVID-19. Por ello, el presidente de la Diputación ha valorado muy positivamente estas inversiones en obra pública que ayudarán a «mover la economía de nuestros pueblos, sobre todo en la de los más pequeños y rurales».

El presidente de la Diputación también ha recalcado la importancia de la obra pública a la hora de generar empleo de proximidad. «No estamos obsesionados con el ladrillo, pero somos muy conscientes de que la obra pública favorece al empleo y a dinamizar otros sectores», ha asegurado. Así mismo, ha indicado que «una parte muy importante para la recuperación económica y social de nuestra provincia pasa por la obra pública, pues además de mejorar la vida de los ciudadanos al mejorar diferentes infraestructuras, también dinamiza la economía».

Por último, Caballero se ha mostrado satisfecho de que la institución que él preside destine las subvenciones nominativas en materia de infraestructuras para que los ayuntamientos decidan en qué invertir ese dinero concretamente y no como otras diputaciones donde la intervención ha de ser específica.

La Diputación cierra su cuarto presupuesto consecutivo con deuda cero

En otro orden de asuntos, se ha dado cuenta del informe de evaluación del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria y de la regla de gasto de la Diputación Provincial de Ciudad Real, que contempla que la Diputación ha cerrado su cuarto presupuesto consecutivo con deuda financiera a cero euros.

El presupuesto en ingresos se ha liquidado con la cifra de 127.793.045 euros y los gastos en 120.869.852 euros, el resultado presupuestario ajustado es de 35.348.093 euros. Además, la deuda financiera a 31 de diciembre de 2019 es de cero euros y el período medio de pago a los proveedores a la fecha referida es de 5,35 días.