Los desahucios derivados de ejecuciones hipotecarias crecen un 4% en el primer trimestre

Los procedimientos ejecutivos iniciados por los bancos experimentaron una bajada del 24,2%

J. Y.
Ciudad Real

La cifra de lanzamientos practicados por ejecuciones hipotecarias (desahucios) aumentó en la provincia un 4% en el primer trimestre (de 50 a 52) respecto al mismo periodo de 2014 , aunque la evolución de interanual al cierre del año pasado fue negativa, con un retroceso del 6,1%, de 230 (en 2013) a 216.

Así se desprende de los datos del informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales” publicado este viernes por el Consejo General del Poder Judicial, que recoge que entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año se practicaron de manera global 102 procedimientos de este tipo, un 1,9% menos que en el mismo periodo del año precedente (104).

El CGPJ precisa que los lanzamientos afectan a distintos tipos de inmuebles, no solo a viviendas, y si los expedientes por ejecuciones hipotecarias supusieron en la provincia más de la mitad del total (52), un 40% fueron procedimientos regulados en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) (41); y el 9% restante obedeció a otras causas (9).

Los lanzamientos consecuencia de la aplicación de la LAU -por el impago de alquileres- disminuyeron un 22,6% en términos interanuales referido al primer trimestre (de 53 a 41) en la provincia, mientras que a lo largo de 2014 también descendió, con una caída más moderada del 11,7%.

Embargos

El documento estadístico del Consejo General del Poder Judicial también compila la cifra de ejecuciones hipotecarias,  los embargos de una propiedad para su venta tras el impago de una hipoteca, iniciadas en el primer trimestre, en la provincia hasta 169, lo que supone una disminución del 24,2 % respecto a las 223 registradas en el mismo periodo del año pasado.
Según el CGPJ, las ejecuciones hipotecarias son los procedimientos tramitados en los Juzgados de Primera Instancia que permiten exigir el pago de las deudas garantizadas por hipoteca al acreedor con escritura de hipoteca a su favor debidamente inscrita en el Registro de la Propiedad.

Desde el inicio de la crisis, en la evolución por años de este tipo de procedimientos, en los que también entran los ocales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos, la provincia aumentó un 93% entre los años 2007 (302)  y 2008 (583), mientras que un año después la diferencia también fue al alza del 55,9% hasta las 909 en 2009, que aumentó hsata las 996 en 2010 (un 9,6%). En 2011 cambió la tendencia a la baja, un 20,5% menos (792) y en 2012 volvieron a subir, hasta los 936 embargos. En 2013 y 2014 bajaron demanera continuada hasta los 869 y 759 procedimietnos, respectivamente.

Daciones en pago y alquileres sociales

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ciudad Real ha conseguido en los últimos meses dos daciones en pago, dos alquileres sociales, dos reestructuraciones de deuda, además de la presentación de otros procedimientos de cláusulas abusivas. Así lo dijo a Lanza uno de los portavocesde esta entidad, José Luis Huertas, que ve “más sombrs que luces” en los datos sobre desahucios de varios organismos conocidos este viernes.

Huertas señaló que a pesar de los escasos medios con que cuenta la PAH de Ciudad Real, “seguimos peleando y resolviendo asuntos”, además de estar tutorizando a futuras plataformas en Manzanares, Moral de Calatrava y Valdepeñas. Además, de cara al nuevo escenario poselectoral, hablarán con los nuevos dirigentes de ayuntamientos como Ciudad Real, Miguelturra, Piedrabuena, Moral y  Valdepeñas, con cuyos partidos firmaron el contrato programa que recoge medidas de protección de derecho a la vivienda y protección de los ciudadanos frente a los desahucios.