Los embalses del Guadiana no remontan ni con la borrasca Gloria

Belén Rodríguez Ciudad Real
Gloria ha dejado la primera nevada del año en el pantano de Peñarroya, que sigue desembalsando agua. Es el único en buen estado en la cuenca alta del Guadiana / PN Lagunas de Ruidera

Gloria ha dejado la primera nevada del año en el pantano de Peñarroya, que sigue desembalsando agua. Es el único en buen estado en la cuenca alta del Guadiana / PN Lagunas de Ruidera

Se mantienen al 27%, solo dos puntos por encima de como empezaron el año hidrológico. El agua embalsada en lo pantanos de la Torre de Abraham y Gasset no garantiza el riego

El paso de Gloria, el primer temporal del año por la península Ibérica, no ha tenido ninguna consecuencia en los embalses del alto Guadiana, que inician la tercera semana de 2020 con 109 hectómetros cúbicos de agua embalsada, el 27 de su capacidad.

El dato está solo dos puntos porcentuales por encima del 25 por ciento con el que iniciaron el año hidrológico el pasado 1 de octubre. La diferencia con respecto a esta misma semana del año pasado es importante: había 173 hectómetros cúbicos y las reservas estaban al 43 por ciento.

La Torre, al 8% con 16 hectómetros

El pantano de Torre de Abraham, que ya ha trasvasado 2,5 hectómetros cúbicos al embalse de Gasset para garantizar el abastecimiento de Ciudad Real y su comarca este año, acumula 16 hectómetros cúbicos, apenas un 8% de su capacidad, lo que significa que el riego no está garantizado, al menos en estos momentos del año.

Preocupante situación en la Vega del Jabalón

Más preocupante es la situación de la Vega del Jabalón, el pantano del que se abastecen Almagro y Bolaños, que con 3,5 hectómetros cúbicos se encuentra en una situación muy delicada. Su refuerzo natural, La Cabezuela, está algo mejor, con unos 13 hectómetros cúbicos. El problema de la conexión de estos embalses es que se tiene que hacer por el cauce del río,  de ahí que los ayuntamientos tengan preparados pozos de sequía por si es necesario recurrir a ellos.

Peñarroya sigue aliviando agua

En este pésimo panorama solo destaca el pantano de Peñarroya, que recoge el remanente del agua de las Lagunas de Ruidera. Esta presa ha empezado el año al cien por cien de su capacidad, y desembalsando agua desde la segunda semana de enero, una garantía para la comunidad de regantes y las comarcas de Argamasilla de Alba y Tomelloso.

Las lluvias débiles que ha dejado la borrasca Gloria entre el domingo y el lunes han sido más abundantes en esa zona, especialmente en Tomelloso. El pantano, al lado del castillo, amaneció ayer con una fina capa de nieve, la primera nevada del año en el parque natural de las Lagunas de Ruidera, según ha difundido el parque en sus redes sociales.