Los embalses del Guadiana recuperan un hectómetro en la última semana pasada por agua

Belén Rodríguez Ciudad Real
Panorámica del campo en Ciudad Real tras las últimas lluvias con el embalse de El Vicario al fondo / Twitter Aemet Castilla-La Mancha vía @YoquimSi

Panorámica del campo en Ciudad Real tras las últimas lluvias con el embalse de El Vicario al fondo / Twitter Aemet Castilla-La Mancha vía @YoquimSi

El Gasset y Vallehermoso son los que han acumulado más precipitaciones estos días, aunque el panorama global, con las reservas al 43%, es peor que el año pasado

La Semana Santa pasada por agua que se ha vivido en la provincia de Ciudad Real, en especial entre el jueves y el domingo, deja un buen balance hídrico a efectos de recarga de los pantanos del Guadiana que recuperan un hectómetro cúbico en pleno inicio de la campaña de riego.

Los embalses del Guadiana (la principal cuenca hidrográfica de la provincia) acumulan en este inicio de semana 170,8 hectómetros cúbicos, 1,1 más que hace siete días, lo que deja las reservas en el 43 por ciento.

73 litros de lluvia en el pantano de Vallehermoso

El embalse de Gasset y Puerto de Vallehermoso son los que más variación de la precipitación acumulada han registrado estos días, 34 litros por metro cuadrado más el primero y más de 70 el segundo, según datos recogidos de la web oficial de la Confederación. No obstante, ninguno ellos está a tope, el Gasset acumula 22 hectómetros cúbicos (el 57%) y Vallehermoso mantiene 6 hectómetros (el 88%).

Peñarroya, el único pantano que alivia agua

La única presa del Guadiana que alivia agua estos días es la de Peñarroya, aunque en su caso no ha habido aportación de agua lluvias.

A menos de la mitad están los pantanos de Torre de Abraham (acumula 52 hectómetros cúbicos y está al 28%), El Vicario, La Cabezuela y la Vega del Jabalón. Este último al 22% con 7,5 hectómetros cúbicos almacenados. El pluviómetro del embalse solo ha recogido  191 litros de lluvia en lo que va de año hidrológico.

El año pasado la situación en esta última semana de abril era mejor. Las lluvias de marzo elevaron las reservas hasta los 207 hectómetros, el 52 por ciento de la capacidad de embalse de la cuenca alta del río.