Los farmacéuticos llaman a la tranquilidad ante el desabastecimiento de algunos fármacos y afirman que hay alternativas

Aurora Galisteo Ciudad Real
Francisco José Izquierdo Barba, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real /Lanza

Francisco José Izquierdo Barba, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real /Lanza

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Francisco José Izquierdo, ha indicado que a lo largo del pasado año fueron 228 medicamentos de 124 principios activos los que tuvieron problemas de suministro. En la actualidad, en las farmacias de la provincia de Ciudad Real, hay problemas para adquirir Tromalyt, ácido acetilsalicílico de liberación prolongada, Imurel, para reducir la actividad inmunosupresora, anticonceptivos como Loette y antiarrítmicos como el Apocard.

Si cualquiera, por curiosidad, consulta el listado de medicamentos con problemas de suministro puede constatar cómo hay algunos nombres que se repiten mes tras mes y ya desde hace largo tiempo. Durante el último año se ha hecho patente la escasez de especialidades farmacéuticas, como Nolotil, Adiro o Dalsy.

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real, Francisco José Izquierdo, explica que el desabastecimiento de algunos medicamentos “no es un problema provincial sino global que afecta indistintamente a varios países”. “Es verdad, reconoce, que existe un problema ante la escasez de algunas especialidades farmacéuticas pero también es cierto que hay alternativas”.

Ha indicado que a lo largo del pasado año fueron 228 medicamentos de 124 principios activos los que tuvieron problemas de suministro. En la actualidad, en las farmacias de la provincia de Ciudad Real, hay problemas para adquirir Tromalyt, Ácido acetilsalicílico de liberación prolongada, Imurel, para reducir la actividad inmunosupresora, anticonceptivos como Loette y antiarrítmicos como el Apocard. Una larga lista de fármacos, que sumando todas las presentaciones que existen, ronda los 500, según el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (COFCAM).

Tranquilidad

Ante esta situación el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real, Francisco José Izquierdo, quiere lanzar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. “Es cierto que se está llamando mucho la atención porque no hay medicamentos como el Adiro o el Dalsy, pero la mayoría de los medicamentos desabastecidos tienen su genérico disponible en las oficinas de farmacia”. Además pueden ofrecerse, en coordinación con el médico, tratamientos equivalentes.

Los farmacéuticos llaman a la tranquilidad ante el desabastecimiento de algunos fármacos y afirman que hay alternativas /Lanza

Los farmacéuticos llaman a la tranquilidad ante el desabastecimiento de algunos fármacos y afirman que hay alternativas /Lanza

Por otro lado, si no existe alternativa terapéutica, Francisco José Izquierdo explica que Sanidad habilita un mecanismo por el que se puede acceder al medicamento a través del mercado extranjero. Y del mismo modo, el farmacéutico, como profesional especializado en medicamentos, “podemos recurrir a la formulación magistral, siempre que el médico y la Consejería lo estimen oportuno”.

Añade que “aunque siempre ha habido faltas en algún medicamento”, en los últimos dos o tres años el número de estas faltas y de desabastecimientos está siendo “inusual”. “No estábamos acostumbrados a pelear tanto para conseguir un medicamento”, reconoce.

Causas

No hay una única razón que explique este prolongado desabastecimiento, cuyo origen es “multifactorial”. Incrementos puntuales de la demanda, por las circunstancias que sean, la existencia de algún problema en alguna de las plantas de producción y el precio son, a su juicio, algunas de las causas de ese “desabastecimiento”.

En este sentido explica que España es uno de los países de Europa con el precio de los medicamentos más bajo y ocurre que “un fabricante que tiene que suministrar a varios países con un amplio abanico de precios, prioriza a los países que pagan más”. Por ello, “en los últimos años, con medicamentos a precios baratos, han surgido estos problemas”.

Soluciones

Aunque en la mayor parte de las ocasiones existen alternativas a los medicamentos que no se suministran, hay casos en los que estos son “insustituibles” o difíciles de sustituir, como el Creón, un medicamento biológico que se receta ante problemas pancreáticos. “El paciente que lo necesita lo tiene que tomar sí o sí”, evidencia Izquierdo. Entonces llega el momento de buscar una solución. “Hay que traer dosis de otros lados, también del extranjero”.

Aunque traer el medicamento del exterior pueda encarecer el producto, este incremento del precio no lo sufre el consumidor final ya que lo asumen las administraciones. En otras situaciones se recurre a las “alternativas terapéuticas”, remitiendo de nuevo al paciente al médico para que “le cambie el tratamiento por otro parecido, aunque no sea igual, y se sale del paso”.

Una herramienta muy útil, el Cismed

El presidente de los farmacéuticos ciudarrealeños indica, en otro orden de cosas, que el Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España cuenta con una herramienta muy útil, el Cismed, sistema que les proporciona rápidamente, desde las oficinas de farmacia, información acerca de los problemas de desabastecimiento de medicamentos o de suministro a nivel nacional.

Por último, vuelve a hacer una llamada a la tranquilidad de todos los pacientes ya que, explica, tanto los farmacéuticos como los médicos siempre están pendientes de buscar alternativas terapéuticas en caso de faltar algún medicamento en concreto.