Los ganaderos del Valle de Alcudia trasladarán el 19 sus propuestas al Plan de Gestión del Parque Natural

Julia Yébenes Ciudad Real
Ganado en el Valle de Alcudia / Clara Manzano

Ganado en el Valle de Alcudia / Clara Manzano

Fundación Savia coordina el proceso de participación pública que inició en marzo y está preparando encuentros con el sector de las empresas turísticas y los grupos conservacionistas

Los ganaderos del Valle de Alcudia están convocados el próximo día 19 a una reunión en el Ayuntamiento de Brazatortas para debatir las alegaciones que presentarán al documento base del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, actualmente en proceso de participación pública.

En concreto, exigirán a las administraciones públicas compensaciones económicas por “los usos” y efectos del ganado sobre la dehesa y “las pocas” posibilidades de regeneración de un ecosistema que “produce oxígeno y absorbe dióxido de carbono”, ha señalado el ganadero José Ramón Montoya, miembro de la Asociación de Propietarios y Ganaderos del Valle de Alcudia (Acodeval).

Montoya ha explicado que las propuestas serán entregadas a responsables de la Fundación Savia, encargada de la coordinación del proceso de participación pública, con el fin de garantizar la transparencia y la máxima participación de todos los agentes implicados en el territorio del espacio natural.

El ganadero ha incidido en la delicada situación de estos bosques mediterráneos de encinas únicos, “en peligro de extinción”, por causas como la sequía, las enfermedades y plagas y los modelos de intensificación agrícola. “Queremos que las administraciones tengan en cuenta la escasa rentabilidad y el abandono que se está produciendo en un sector que en la comarca mantiene a más de 200.000 ovejas y más de 30.000 vacas”, ha argumentado el también miembro de la Federación Nacional de Dehesas (FEDEHESA).

Participación abierta

Antonio Aguilera, gerente de Savia, ha señalado, que en marzo iniciaron el proceso de participación, y ya han realizado más de cien entrevistas y han contactado con una decena de entidades, aunque la participación “seguirá abierta hasta mayo a cualquier persona o colectivo que se identifique en el proceso y esté interesado en dar su opinión y realizar sus propuestas”.

“Puede ser constructivo que todo el mundo intervenga y que las propuestas pueden alcanzar consensos”, ha señalado.

Además de la reunión del 19 con los ganaderos y propietarios de la dehesa, están preparando encuentros con el sector de las empresas turísticas y los grupos conservacionistas, además de con ayuntamientos.

“La idea es que generemos espacios donde reviertan las opiniones, y dinamicemos a la gente del territorio”, ha sostenido Aguilera.

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), que será aprobado antes de finalizar 2018, según el calendario que maneja la Junta de Comunidades, es el instrumento básico para el funcionamiento y gestión del Parque Natural, donde se establecen los objetivos, directrices, normas y actuaciones dirigidas a garantizar la protección y conservación de los valores por los que fue declarado el espacio, así como para propiciar el desarrollo de las poblaciones del entorno.

A finales de mayo, Fundación Savia entregará el informe con las propuestas recogidas y, posteriormente, el equipo jurídico elaborará el borrador del PRUG, que se publicará y tendrá un periodo de alegaciones, para su autorización final en las Cortes a finales del próximo otoño.