Los grupos municipales de IU y EQUO proponen que el pleno «recupere Aguas de Alcázar para la localidad»

Ayuntamiento de Alcázar de San Juan

Ayuntamiento de Alcázar de San Juan

Los Grupos Municipales de IU y EQUO del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan proponen «que el pleno manifieste su acuerdo soberano para la recuperación de la Empresa Aguas de Alcázar para el pueblo, reapropiándose del agua como bien común esencial y derecho humano irrenunciable, así como que se acometa con urgencia la recuperación de las acciones y el control total de la Empresa», como manifiestan en nota de prensa ambos partidos.

Como señalan, «ahora más que nunca es precisa una defensa cerrada de los servicios públicos. La ciudadanía lo espera y tenemos que ser conscientes del reto que se nos plantea».

En su comunicado de prensa recuerdan que «a comienzo de la legislatura 2015-2019 el Pleno del  Ayuntamiento de Alcázar de San Juan aprobó una moción para la adhesión del Ayuntamiento al Pacto Social del Agua, donde se adoptaron, entre otros, los siguientes acuerdos:

1. El Pleno del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, considera que el agua es un derecho humano universal esencial que debemos garantizar a todos los vecinos y vecinas de Alcázar de San Juan.

2. El Pleno del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, considera que el agua es un bien común que debe regularse por un modelo de gestión pública en el que no tengan cabida intereses privados.

3. La adhesión del Pleno del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, a este Pacto Social por el Agua».

Como afirman, «después de cinco años de estos acuerdos, estamos en disposición de poder cumplirlos debido a la estupenda noticia del fallo del Tribunal Supremo que confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, anulando el acuerdo del pleno de 24 de julio de 2014, por el que se adjudicaba al socio privado la entrada en Aguas de Alcázar con la mayoría de las acciones. Esto nos sitúa en una realidad favorable a los intereses del pueblo de Alcázar».

En esta línea, ponen de manifiesto «la capacidad de autotutela del Ayuntamiento para la defensa de sus intereses, lo que hace que se pueda acometer la urgencia de un proceso ordenado y firme de recuperación de las acciones y del control total de la empresa».