Los once encerrados en las minas de Almadén se encuentran “muy bien” tras la primera noche

Lanza Almadén
Chico Pereira, el director del documental, y otros encerrados, tras la primera noche / Lanza

Chico Pereira, el director del documental, y otros encerrados, tras la primera noche / Lanza

"Si nos pueden enviar algún reloj de pared, lo agradeceríamos, pues no sabemos si es de noche o de día. Aquí no somos conscientes de las horas", ha dicho una de las encerradas. Los vecinos ya les han llevado agua, comida y colchones

Tras las primeras veinticuatro horas de encierro y pasar su primera noche a 50 metros de profundidad, los 11 vecinos de la comarca de Almadén encerrados en la mina de mercurio patromino de la humanidad se encuentran “muy bien”.

Lo ha contado Emilio Durán, que ha agradecido “las constantes muestras de apoyo y solidaridad de los vecinos de la zona” que, en las primeras horas del encierro, “se han volcado” donando agua, comida o colchones con los que están subsistiendo en el interior de las galerías.

“Si nos pueden enviar algún reloj de pared, lo agradeceríamos, pues no sabemos si es de noche o de día. Aquí no somos conscientes de las horas”, ha dicho una de las cuatro mujeres encerradas Cristina Copado que recuerda “muy emocionada” la despedida que les brindó la comarca el martes cuando comenzó su encierro ininterrumpido que durará hasta el próximo 9 de agosto.

Colchones, agua y comida, la primera ayuda externa de los vecinos de Almadén / Lanza

Colchones, agua y comida, la primera ayuda externa de los vecinos de Almadén / Lanza

Los turistas, los primeros en interactuar

Unos colchones, alguno de ellos utilizados por los mineros que se encerraron en la mina almadenense en 1984, presiden la estancia donde “los  11” pasan todas las horas del día y la noche que solo se ven interrumpidas por los turistas que bajan a las galerías para conocerlos ya que durante estos días han decidido visitar el parque minero de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad desde 2012.

Incomunicados, lanzan mensajes de tranquilidad a sus familiares: “Estamos muy bien, nos sentimos queridos, arropados y emocionados por la despedida que nos brindó la comarca ayer cuando comenzó el encierro”, ha explicado en la galería donde vivirán estos once días.

Pancarta alusiva al futuro de Almadén en la galería en la que se rueda 'El encierro' / Lanza

Pancarta alusiva al futuro de Almadén en la galería en la que se rueda 'El encierro' / Lanza

Se encerraron con lo puesto

Se encerraron sin nada, “con lo puesto”, y aunque es el primer día y la primera noche sin ver la luz de sol, “tenemos la fuerza suficiente para completar los once días de encierro”.

Este encierro se enmarca dentro del proyecto cinematográfico del director almadenense Chico Pereira que narrará, en un largometraje documental,  la experiencia del encierro que viene a homenajear a los once mineros del Comité de Empresa de Mayasa que se encerraron  del  30 de julio al 9 de agosto de 1984 para reivindicar la equiparación salarial del minero del mercurio con el resto de los mineros españoles de la metalurgia.

Visitas, reuniones y mesas de diálogo

Durante estos días los visitarán representantes públicos y tendrán lugar reuniones y mesas de diálogo y trabajo en el interior de la mina con los encerrados sobre patrimonio, futuro, infraestructuras o mejoras de servicios para la población “pues nuestra iniciativa pretende ser también una fórmula de reivindicación de las necesidades que tiene nuestra comarca 35 años después”.