Los regantes de la masa Mancha Occidental I cumplen con los objetivos de sostenibilidad del Alto Guadiana

Julia Yébenes Ciudad Real
Los regantes de pozos se ajustan a las concesiones / Lanza

Los regantes de pozos se ajustan a las concesiones / Lanza

El presidente de la Comunidad de Usuarios, Ángel Navarro Bellón, señala que los usuarios cumplen con las extracciones en función de las dotaciones concedidas

El presidente de la Comunidad de Usuarios de la Masa de Agua Subterránea Mancha Occidental I, Ángel Navarro Bellón, asegura que ha cumplido los objetivos marcados en el proyecto de gestión que diseñó hace un año en su candidatura, centrados en la defensa del patrimonio de los regantes y en impulsar la sostenibilidad del agua en el Alto Guadiana.

A lo largo del presente año, “hemos mantenido las mismas extracciones que el año 2017 para los riegos de los cultivos y no ha disminuido el potencial económico de las explotaciones”, ha señalado en declaraciones a Lanzadigital.

Navarro fue elegido el 5 de noviembre de 2017 y posteriormente, el 29 de diciembre, fueron aprobados los presupuestos en una Junta General en la que inició su gestión.

Sobre la situación hídrica, los niveles de la masa a fecha de octubre “están subiendo con moderación desde hace unas semanas” respecto al mismo periodo de 2017, así como las concesiones o derechos cada explotación “están haciendo uso de sus recursos con arreglo a sus concesiones”.

En concreto,  las dotaciones máximas autorizadas por la Confederación Hidrográfica (CHG) para herbáceos y leñosos son las mismas a las extracciones de años anteriores, es decir, 2.000 metros cúbicos y 1.500 m por hectárea, respectivamente.

Entre otros logros, han abierto oficinas al público en once localidades como Bolaños de Calatrava, Torralba de Calatrava, Malagón y Villarrubia de los Ojos de las 24 en los que discurre la masa de agua, que se han sumado a la oficina central en Daimiel. “Desde todas ellas estamos informando, tramitando y gestionando en beneficios de los usuarios”.

Recientemente, el propio Navarro, en nombre de la entidad, criticó que algunos viticultores manchegos regaran las viñas tras la vendimia, “una mala práctica y mal ejemplo para el resto de los regantes”, que “están empeñados y comprometidos en mantener un equilibrio en el nivel freático” de la masa de agua.

De todas las actuaciones dará cuenta Navarro en la junta que celebrarán a últimos de año o primeros de 2019.