Los regantes exigirán ante la Mesa del Agua que el regadío sea considerado “actividad prioritaria”

C.M. - Lanza Ciudad Real
Sistemas de riego en plena actividad / Elena Rosa

Sistemas de riego en plena actividad / Elena Rosa

Los regantes consideran que la Mesa del Agua debería servir para "orientar la participación desde nuestra región en la Planificación Hidrológica de una manera coherente, estable y coordinada en favor de los derechos de los regantes"

La Federación de Comunidades de Regantes de Castilla-La Mancha, nacida el pasado 2019 con el objetivo de aunar las voces de todos los regantes de la región, ha indicado que exigirán a la Mesa del Agua, que se celebrará el próximo 31 de enero en Albacete, que los regadíos de Castilla-La Mancha tengan la consideración de “actividad prioritaria” tanto dentro como fuera de la región y exigirá al Gobierno de Castilla-La Mancha “una defensa de nuestras superficies de regadío y demandas de agua contempladas en los Planes Hidrológicos tan firme como la que hacen de los suyos nuestras regiones vecinas”.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, la Federación de Comunidades de Regantes también señala que “el agua es un bien de dominio público”, por lo que aboga por la creación de un Plan Hidrológico Nacional en el que participen las Comunidades Autónomas. En este sentido, ante la presencia del Gobierno de Castilla-La Mancha en siete demarcaciones hidrográficas distintas de España, la Federación de Regantes considera que la JCCM “dispone de escasos medios para tan compleja tarea”, por lo que piden “la creación y dotación adecuada de una estructura funcionarial suficiente, estable en el tiempo y técnicamente preparada para esta labor”.

La Federación de Regantes considera una iniciativa “necesaria y acertada” la creación de la Mesa del Agua, un lugar donde participarán “todos los agentes puedan manifestar sus opiniones para disponer de una visión global de la problemática entorno al agua en Castilla-La Mancha”. Una mesa que debería servir para “orientar la participación desde nuestra región en la Planificación Hidrológica de una manera coherente, estable y coordinada en favor de los derechos de los regantes”, finaliza el comunicado.

Tajo-Segura

Respecto al trasvase Tajo-Segura, la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha vuelve a apoyar la creación de un Plan Hidrológico Nacional y cambiar las reglas de explotación de esta infraestructura. “Se deben considerar tanto los caudales ecológicos que se establezcan sobre la Cuenca del Tajo, como la posibilidad de establecer una lámina de agua estable (embalse muerto) en los embalses de cabecera que permita también una garantía de desarrollo turístico al entorno de los pueblos ribereños”, señalan.