Los técnicos de Agroseguro comienzan a peritar los daños en 9.000 hectáreas de cereales y leguminosas en Ciudad Real

Julia Yébenes Ciudad Real
Una cosechadora trabaja en una explotaciones de leguminosas de Ciudad Real en la presente campaña / Clara Manzano

Una cosechadora trabaja en una explotaciones de leguminosas de Ciudad Real en la presente campaña / Clara Manzano

La sequía es la principal causa de los siniestros, sobre todo en las cebadas más tempranas que se vieron afectadas por la falta de agua en el espigado, y La Mancha es el territorio más afectado, con 882 parcelas y 3.486,27 hectáreas

Los peritos de Agroseguro iniciaron la pasada semana en la parte oeste de la provincia de Ciudad Real las tasaciones de las declaraciones de siniestro hasta ahora reclamadas, la mayoría por sequía, en una extensión de algo más de 9.000 hectáreas de cereales y leguminosas.

Las parcelas están muy desiguales, según José Bernardo, director territorial La Mancha-Canarias, con rendimientos en cebada de entre 800 y 3.000 kilos por hectárea en un mismo término, como consecuencia del comportamiento anormal de la climatología, con un otoño lluvioso, y escasas precipitaciones en primavera.

Estas diferencias en la productividad hacen más difíciles, ha declarado Bernardo, las estimaciones sobre las indemnizaciones que les corresponden a los agricultores.

En concreto, se han presentado partes de siniestros, con diferentes grados de afectación, en un total de 2.265 parcelas de seis comarcas de la provincia de Ciudad Real, con una superficie global de 9.136,86 hectáreas.

La sequía es la principal causa de los siniestros, sobre todo en las cebadas más tempranas que se vieron afectadas por la falta de agua en el espigado, y La Mancha es el territorio más afectado, con 882 parcelas y 3.486,27 hectáreas.

La comarca de Pastos es la segunda que más declaraciones de siniestro por sequía ha registrado, correspondientes a 399 fincas y 1.662,04 h, seguida por la del Campo de Calatrava, con 256 parcelas y 1.423,47 hectáreas y Montes Norte, con 183 explotaciones y 1.394,86 h.

Por su parte, el Campo de Montiel ha presentado 534 parcelas pero de cereales y leguminosas afectadas pero de menor extensión proque suman 1.130, 45 hectáreas. Por último, Montes Sur, de menor tradición cerealística, ha presentado parets para solicitar la indemnización en once parcelas y 39,77 h.

“La cosecha no es desastrosa, pero tampoco buena”, ha señalado Bernardo, también responsable de la provincia de Albacete, que en total ha recibido hasta la fecha 4.501 declaraciones de siniestro por sequía correspondientes a 18.976 h en ambas provincias, aunque se estima que podrían llegar a superarse las 25.000 h de superficie siniestrada.

9.839,67 hectáreas en Albacete

Los campos de cereal siniestrados en la provincia de Albacete han sumado en global hasta este jueves una extensión ligeramente superior a la de Ciudad Real, con 9.839,67 hectáreas, con la mayor afectación en la zona centro, con 574 fincas y 3.630,42 hectáreas. La sequía tambié nha lastrado otras 2.384 hectáreas en la comarca de Almansa, 2.005 en la Mancaha albaceteña, 1.298 h en la Manchuela, 406 h en la Sierra de Alcaraz y 114 h en Hellín.

Bernardo ha incidido en la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones, a tenor de las condiciones climáticas extremas y cambiantes y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas.