Los trabajadores de Vestas harán huelga para exigir derechos

La empresa ha despedido a 111 trabajadores en los últimos años

La plantilla de la empresa Vestas en Daimiel, compuesta por más de quinientos trabajadores, ha decidido por mayoría y en asamblea, con el apoyo sindical de CSIF, CCOO y USO, llevar a cabo un periodo de huelga, para reivindicar derechos.
Según dio a conocer el sindicato CSIF en un comunicado, con este periodo de huelga, cuyas fechas no han sido especificadas, pretenden también retomar las negociaciones y mejorar las condiciones laborales de esta empresa, en la que han denunciado, los trabajadores siguen padeciendo “presiones y amenazas contantes”.

Los sindicatos recuerdan que en los últimos años, la empresa ha aplicado un ERE del que resultaron despedidos 111 trabajadores, dos ERTE y una bajada salarial aún no recuperada.

En septiembre pasado, la representación de los trabajadores y la dirección de la empresa Vestas Daimiel decidieron por unanimidad iniciar un proceso de negociación de un pacto de empresas, con el objetivo de mejorar las condiciones laborales.
Después de la tercera reunión, la dirección de Vestas ha decidido, de forma unilateral, romper las negociaciones.

Las reivindicaciones de los casi quinientos empleados en esta negociación han consistido en una mejora salarial que equivale a las absorciones que hicieron sobre el plus convenio en años anteriores.

Los sindicatos dicen que Vestas alcanzó en 2014 y 2015 unos ingresos récord en su historia, precisamente cuando la dirección de la planta de Daimiel “ha decidido compartir con los trabajadores solo las pérdidas” y muestra de ello, han dicho, “fue la bajada salarial a los trabajadores en 2014, mientras que en algún grupo superior se nivelaron salarios”.