Los vendedores de mercadillo piden a los ayuntamientos de la provincia mantener abiertos estos espacios

Lanza Ciudad Real
Imagen de archivo de un puesto de alimentación en el mercadillo de La Granja de Ciudad Real / Elena Rosa

Imagen de archivo de un puesto de alimentación en el mercadillo de La Granja de Ciudad Real / Elena Rosa

"No solicitamos privilegios ni medidas restrictivas para el resto del comercio que también lo está pasando muy mal, exigimos igualdad y respeto", señalan los vendedores.

La Asociación de Vendedores de Mercadillos (AVAMER) ha solicitado a los distintos ayuntamientos de la provincia de Ciudad Real que mantengan abiertos los mercadillos y amplíen los espacios habilitados para que puedan instalarse en ellos todos los vendedores.

A través de una nota de prensa enviada a los medios de comunicación, AVAMER pide a los grupos políticos de todos los ayuntamientos que «defiendan los principios constitucionales de igualdad y no discriminación con los autónomos vendedores en mercadillos».

Entre las peticiones, también se encuentra «que no permitan con su pasividad que sus ayuntamientos cierren los mercadillos cuando no estén obligados a ellos por orden expresa de las autoridades competentes, que propongan aumentar el espacio de los mercadillos para que puedan instalarse todos los vendedores a los que el ayuntamiento concedió una licencia y pagan una tasa».

También exigir al Gobierno de Castilla-La Mancha que, de ser necesarias las medidas restrictivas, éstas lo sean en condiciones de igualdad con el resto del comercio, que las medidas sean sobre aforo y no sobre limitaciones al número de puestos o al cierre.

De acuerdo al Decreto 49/2020 se permite permite a los mercados que desarrollan su actividad en la vía pública al aire libre, conocidos como mercadillos, estar abiertos con limitación al 50% de los puestos habituales, autorizando a los ayuntamientos para aumentar la superficie habilitada o habilitar nuevos días para el ejercicio de esta actividad para compensar esta limitación y alcanzar el 100% de los puestos de venta.

«Por desgracia existen ayuntamientos que pudiendo haber tenido abierto antes o ahora los mercadillos decidieron cerrarlos sin motivo alguno, causando un daño extremo a los autónomos vendedores, a los que previamente habían concedido una licencia para vender en sus municipios previo pago de la tasa correspondiente», comentan.

«La limitación del número de puestos es una nueva discriminación del Gobierno de Page, pues al resto del comercio se les permite abrir al 100% con limitación de aforo al 50%», lamentan.

AVAMER no entiende que los mercadillos se cierren siendo comercio al aire libre y el resto del comercio en espacios cerrados permanezca abierto. Según ellos, todos los expertos sanitarios mantienen unánimemente que las actividades al aire libre son más seguras que las practicadas en espacios cerrados.

«No solicitamos privilegios ni medidas restrictivas para el resto del comercio que también lo está pasado muy mal, exigimos igualdad y respeto», aseveran.