Los vinos blancos sorprenden en el concurso de calidad de Fercam

Noemí Velasco Manzanares
Francisco Martínez Arroyo y Julián Nieva, junto a Prado Amores y Pablo Camacho, durante el concurso de calidad de vinos de Fercam / N. V.

Francisco Martínez Arroyo y Julián Nieva, junto a Prado Amores y Pablo Camacho, durante el concurso de calidad de vinos de Fercam / N. V.

La celebración del 48 Concurso Regional de Calidad de Vinos ha marcado la apertura de la programación que rodea a la Feria Nacional del Campo de Manzanares, que tendrá lugar del 4 al 8 de julio. Francisco Martínez Arroyo y Julián Nieva han visitado a los expertos catadores para conocer de primera mano la excelencia de los caldos de Castilla-La Mancha, cada vez más ricos en matices y más valorados a nivel internacional

La calidad de los vinos de Castilla-La Mancha ha protagonizado este miércoles la apertura de los concursos agroalimentarios de la Feria Nacional del Campo, que tendrá lugar del 4 al 8 de julio en Manzanares. El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado que los vinos de la región “están en el momento más dulce de su historia”.

La celebración del 48 Concurso Regional de Calidad de Vinos de Fercam, “el más antiguo de España”, ha reunido en el Castillo de Pilas Bonas también al alcalde, Julián Nieva, la directora provincial de Agricultura, Prado Amores, y el concejal de Ferias Comerciales, Pablo Camacho. Expertos catadores han probado 110 muestras de vino blanco, rosado, tinto joven, crianza, reserva y espumosos con segunda fermentación en botella.

Enmarcado en “la única feria nacional aparte de Fenavin que tenemos en Castilla-La Mancha”, referente a un sector tan propio como es la agricultura, la ganadería y la agroalimentación, Francisco Martínez Arroyo ha puesto en valor la celebración de este concurso que nota la etapa dorada que vive en la actualidad el mundo vitivinícola.

Más facturación y calidad

Tras realizar una visita a la Cooperativa Jesús del Perdón, el representante del Gobierno regional ha valorado de forma positiva la evolución de los datos macroeconómicos, que reflejan récords de facturación. Martínez Arroyo ha indicado que la facturación del vino en Castilla-La Mancha está por encima de los 1.400 millones de euros.

Este incremento también refleja la puesta en valor de los caldos de Castilla-La Mancha. De hecho, el precio medio del litro de vino subió un 26 por ciento en el último año con respecto al año anterior, “el crecimiento más importante de la historia en Castilla-La Mancha”.

Con la mirada puesta en convertir a Castilla-La Mancha en la “despensa del mundo”, el consejero ha expresado que los vinos son “excelentes” y cada vez consiguen “captar mercados y conseguir nuevos consumidores”, no sólo los blancos y jóvenes, sino también los que pasan por barrica.

La proyección de Fercam

En una ciudad que representa la apuesta por el desarrollo del sector agroalimentario con cuatro industrias vitivinícolas consolidadas, Julián Nieva ha expresado que Fercam da esta semana su pistoletazo de salida a una feria que, “con más de 120.000 metros cuadrados, más de 200 expositores y más de 100.000 visitantes”, está convencido de que va a ser un éxito.

Así pues, el alcalde ha considerado que Fercam es “la feria más importante de España de maquinaria agrícola con carácter anual” y ha opinado que la evolución irá a más dentro de su carácter profesional. Por ello, Nieva ha agradecido el compromiso del Gobierno regional con la feria, tanto económico como institucional, y ha aludido a la decepción que tuvo el Ayuntamiento con la negativa por parte del anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy de apoyar este evento comercial.

Asimismo, Julián Nieva ha aprovechado para poner en valor la celebración de este certamen de vinos, que contribuye a que el producto sea una “fuente de riqueza” para Castilla-La Mancha en todo el mundo. En total, 34 bodegas han presentado muestras.

El vino rompe la monotonía

Catadora durante el 28 Concurso Regional de Calidad de Vinos de Fercam en Manzanares / N. V.

Catadora durante el 28 Concurso Regional de Calidad de Vinos de Fercam en Manzanares / N. V.

Por su parte, el experto catador Félix Yañez, del Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (Ivicam), ha puesto en valor la gran calidad de los vinos blancos, “que han roto la monotonía” de aromas y sabor a plátano característicos de los años 70 y 80, y que hoy “aparecen con aromas floridos, con una estructura en boca muy equilibrada y muy natural”.

El experto catador ha expresado que “merece la pena reflexionar sobre el redescubrimiento de los vinos blancos”, que hoy en día son “complejos”, “elegantes” e “interesantes”, y que han conseguido puntuaciones de hasta 95 puntos sobre 100 en la ficha homologada internacional de la Organización Internacional de la Viña y el Vino.

Por supuesto, no ha pasado por la “excepcionalidad” de los vinos tintos de la región, “por su juventud, afrutado, expresión y vivacidad” que tanto les caracterizan. En este caso han conseguido puntuaciones que han rondado los 90 puntos, mientras que los espumosos también empiezan a despuntar en esta región en la que apenas tienen trayectoria.