Muere un motorista de 45 años en un choque frontal con un turismo en la N-430

B.Rodríguez /Anibal B.C. Luciana
El 112 ha movilizado a un helicóptero medicalizado / Lanza

El 112 ha movilizado a un helicóptero medicalizado / Lanza

Es la tercera víctima mortal en accidente de moto en menos de un mes en Ciudad Real. El siniestro ha mantenido cortada la carretera durante horas desde el mediodía y ha provocado colas kilométricas de camiones que accedían a la provincia desde Badajoz

La carretera N-430 considerada la más peligrosa de la provincia por volumen de circulación y el mal estado de parte del trazado (Ciudad Real límite con Badajoz) se ha cobrado este domingo en Luciana la primera víctima mortal del año: F.B.Y., un motorista de 45 años natural de esta localidad y vecino de Ciudad Real.

El fallecido viajaba en una motocicleta que ha chocado con un turismo sobre las 12.13 horas a la altura del kilómetro 256 de esta carretera nacional (Valencia-Badajoz), según han confirmado fuentes del 112 que ha movilizado un helicóptero sanitario, un ambulancia, a un médico de urgencias y a agentes de la Guardia Civil.

Herido leve el conductor del turismo

A consecuencia del choque el motorista ha muerto en el acto (es el tercer motorista fallecido en menos de un mes) mientras que el conductor del turismo ha sufrido heridas que no han necesitado su traslado a un centro sanitario.

La zona del siniestro, unos kilómetros antes de las curvas del Chiquero (las del accidente de Geacam, en 2015), no está considerada especialmente peligrosa.

Colas kilométricas de camiones

El accidente, al mediodía de un domingo con romerías como la de San Isidro en Luciana y mucho tráfico, ha obligado a cortar la circulación varias horas en ese punto y ha provocado colas kilométricas, “sobre todo de camiones que accedían a Ciudad Real desde la provincia de Badajoz a través de la Puebla”, ha explicado a Lanzadigital.com el alcalde de Luciana Dionisio Vicente.

“Seguimos sufriendo las consecuencias de una mala carretera y mucho tráfico”, añade el alcalde de este municipio que junto a Puebla de Don Rodrigo, Piedrabuena y otras cincuenta poblaciones de Ciudad Real, Badajoz y Cáceres forman parte de la plataforma “Por una N-430 digna y segura” que llevan más de un año exigiendo el desdoblamiento de la vía y mejoras en el trazado.

Se supone que en los Presupuestos General del Estado 2018 hay partidas que incluyen obras en diferentes tramos, además del estudio de la variante de Piedrabuena, “pero al día de hoy ninguna de ellas ha comenzado”,  afirma el alcalde.

Especial vigilancia desde 2017

En la N-430  existe un problema de alta siniestralidad reconocido por la administración  que desde enero de 2017 mantiene activo un plan operativo especial para la Intensificación de la Vigilancia de Tráfico (Invitra),  que implica más controles de velocidad y de los vehículos pesados por parte de la Guardia Civil.

La presencia de instituto armado en la zona occidental de la N-430 se nota en todas las franjas horarias, y todos los días, dependiendo de los niveles de circulación.

En el mes de marzo el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha José Julián Gregorio dio a conocer los primeros resultados de este plan y afirmó que los accidentes se habían reducido un 70%. Gregorio atribuyó a “causas exógenas”, como la salida de vía por distracción, la mayor parte de los siniestros, y no al mal estado de la infraestructura.