Prisión provisional para el conductor que causó la muerte de un motorista en Luciana y que dio positivo en alcohol y drogas

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Imagen del accidente en Luciana

Imagen del accidente en Luciana

Al detenido se le imputa un delito de homicidio por imprudencia y otro contra la seguridad del tráfico.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ciudad Real ha ordenado este martes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el conductor del vehículo que, presuntamente, causó la muerte de un motorista en la N-430, a la altura de Luciana, tras dar positivo en las pruebas de alcohol y drogas efectuadas por los agentes de la Guardia Civil de Tráfico.

Al detenido, un hombre de 53 años, nacido en Madrid y residente en Torrevieja (Alicante), se le imputa un delito de homicidio por imprudencia y otro contra la seguridad del tráfico, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha consultadas por Lanza.

Estas mismas fuentes han señalado que el auto de prisión no es firme, por lo que podría ser recurrido. Sin embargo, el conductor, de momento, ha sido trasladado a la prisión de Herrera de la Mancha.

La víctima mortal era un motorista de 45 años, natural de Luciana y residente en Ciudad Real. Como consecuencia del accidente, el presunto autor de los hechos también resultó herido de carácter leve.

La Guardia Civil de Tráfico detuvo a este conductor en el lugar del accidente, que tuvo lugar a las 12.13 horas del pasado domingo en la N-430 a la altura del kilómetro 256, después de que los resultados de las pruebas de alcohol y droga efectuadas revelaran que superaba las tasas legales permitidas, según informaron fuentes del Instituto Armado.

La defensa recurrirá el auto de prisión

La abogada de la defensa, Carmen Daimiel, en declaraciones a Lanza, ha avanzado que mañana mismo presentará un recurso al auto de prisión. La abogada ha indicado que Fiscalía considera que el conductor imputado “no puede evidenciar que reside en Torrevieja con su pareja y su hijo, por lo que podría volver a cometer un delito de este tipo”. Por otro lado, la juez considera que “al estar el imputado en paro y no evidenciar arraigo familiar podría evadirse del delito”.

Por ello, la abogada ha explicado que presentará este miércoles un recurso en el que acreditará el arraigo familiar con su pareja e hijo y su residencia habitual en la localidad alicantina de Torrevieja.