Luz verde a la nueva línea eléctrica para el bombeo de agua desde el Montoro

Las obras consisten en la instalación de una línea eléctrica a 45 kV desde la subestación de Calatrava, en Puertollano, hasta la estación de bombeo en la captación del embalse del Montoro, mediante 65 apoyos y a lo largo de 15,420 km. La actuación se considera complementaria al proyecto Mejora y acondicionamiento de ciclo integral del agua, abastecimiento de Puertollano.

El BOE ha publicado la aprobación y así da luz verde a la construcción de la nueva línea eléctrica que permitirá el bombeo de agua desde el Pantano del Montoro hasta la población de Puertollano.

   Las obras consisten en la instalación de una línea eléctrica a 45 kV desde la subestación de Calatrava, en Puertollano, hasta la estación de bombeo en la captación del embalse del Montoro, mediante 65 apoyos y a lo largo de 15,420 km. La actuación se considera complementaria al proyecto Mejora y acondicionamiento de ciclo integral del agua, abastecimiento de Puertollano. En este proyecto, cuya resolución se publicó en el BOE de  2007, se contempló el suministro de energía al bombeo mediante una línea eléctrica soterrada, pero una vez desarrollada la actuación la compañía propietaria del origen del suministro comunicó al promotor de la obra, que carecía de capacidad suficiente para abastecer el nuevo bombeo. Por este motivo se hizo necesario buscar otro punto de conexión para la línea eléctrica y por tanto con otro trazado.

   La línea discurre por los términos municipales de Hinojosas de Calatrava, Mestanza y Puertollano, en la provincia de Ciudad Real. En el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) presentado por el promotor, una de las  alternativas se descarta porque significaría que en el momento en que desapareciese el suministro eléctrico temporal y provisional con que ahora cuenta la estación de bombeo, esta quedaría paralizada. La instalación de otra fuente de energía como la fotovoltaica requeriría la construcción de un parque fotovoltaico de grandes dimensiones e 

infraestructuras adicionales de alto coste. El soterramiento de la línea también fue desechado en principio por su alto coste. Por todo lo anterior el promotor considera que la construcción de una nueva línea eléctrica aérea es la mejor alternativa para suministrar energía a la estación de bombeo.

Para el diseño del trazado de esta línea se ha evitado la afección a Espacios Naturales Protegidos, se ha minimizado su longitud, se ha favorecido el trazado paralelo o próximo a caminos y carreteras, y se han evitado zonas con presencia de vegetación natural. 

 

Red Natura

Así, el trazado de la nueva línea eléctrica no intercepta ningún espacio perteneciente a la Red Natura 2000. El Espacio Natural Protegido más cercano a la actuación es el Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona, incluido en su mayor parte en el LIC y ZEPA Sierra Morena, en cuyo límite septentrional se localiza el embalse del Montoro.

   No obstante, las obras comenzarán después del periodo de nidificación del águila perdicera, y nunca antes del 15 julio. En el caso de que las obras se prolonguen más allá de lo previsto en el calendario presentado en el EsIA, deberán interrumpirse desde el uno de febrero hasta el quince de julio en lo que se refiere a una parte de esta línea para respetar el periodo de nidificación y la zona considerada futura área crítica y área de dispersión del águila perdicera. Esta interrupción no será necesaria si los trabajos se refieren exclusivamente al tensionado de los cables.

   Antes de que finalicen las obras deberá quedar recogido en un informe mensual con el consenso de los técnicos de la Dirección General de Montes y Espacios Naturales del Servicio Periférico de Ciudad Real el protocolo de actuación a seguir para el caso de que se detecte la construcción de nidos de las especies objeto de planes de recuperación o conservación, en las instalaciones de la línea eléctrica construida. Durante la fase de uso el PVA incluirá los controles necesarios para detectar, por un lado, los efectos de la nueva línea eléctrica sobre la avifauna, y por otro, la efectividad y supervivencia de las restauraciones ecológicas realizadas; durante un periodo de 5 años a contar desde el acta de recepción. o