Alberto Monteagudo Saturio realizó un brillante pregón de Semana Santa en Malagón

Lanza Malagón
Adrián Fernández entregó un detalle institucional al pregonero

Adrián Fernández entregó un detalle institucional al pregonero

Alberto Monteagudo narró las últimas horas de Cristo con tan sencillas y bellas palabras que consiguió emocionar al público y adentrarse en el misterio de la muerte y resurrección de Jesucristo

La Semana Santa ya ha comenzado en Malagón. Si el pasado viernes, fue la Virgen de los Dolores, la que procesionó por las calles de Malagón, Este sábado Alberto Monteagudo Saturio ofreció a los vecinos de Malagón un excelente pregón que cautivó y entusiasmó a los oyentes que se congregaron en el Teatro Cine Edu de Malagón, informó el Ayuntamiento en un comunicado.

Alberto Monteagudo realizó un recorrido por la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo llevando como compañera de este viaje a Santa Teresa de Jesús, con la que fue intercalando los pasos de las diferentes Hermandades de la Semana Santa de Malagón.

Alberto Monteagudo narró las últimas horas de Cristo con tan sencillas y bellas palabras que consiguió emocionar al público y adentrarse en el misterio de la muerte y resurrección de Jesucristo.

Fue recorriendo cada momento con gran delicadeza y al mismo tiempo nos hizo presente con sus palabras en cada momento de nuestras procesiones. Desde el dulce beso a Jesús significando la más grande traición, el duro camino al Calvario, su muerte en la cruz ante los ojos de su madre, las horas de soledad y dolor vividas por su madre hasta la triunfal resurrección.

Cristo se hizo hombre para cargar con nuestros pecados….y nos quedamos con una de las frases más emotivas de la noche: «Si Cristo no hubiese resucitado, vana seria nuestra fe».

A continuación las diferentes hermandades dieron como todos los años las menciones con las que agradecen el trabajo desinteresado de personas por su hermandad.

El párroco de Malagón, Amós Rodríguez de Tembleque dirigió unas palabras, al igual que el alcalde Adrián Fernández Herguido, que también aprovechó para entregar un detalle institucional al pregonero por su fantástico discurso.

Como curiosidad decir que la malagonera Lucía García cantó una saeta, cuya letra era del propio pregonero que por tanto iba incluida en el pregón. También actuó un grupo de cámara, formado por Maria Reyes García de Marina, Lourdes Segovia y Luis Carlos Carrascosa, que interpretaron las Saetas del Silencio, de Francisco de Paula Solís.