Las banderas de las ánimas en Malagón, una tradición única de su Carnaval

Lanza Malagón

La tradición única de las banderas de ánimas de Malagón que recuerdan lo efímero de la vida y también a los difuntos en medio de las celebraciones del Carnaval hacen de Malagón un lugar muy especial durante estos días.

Este año 44 banderas desfilan desde el domingo por las calles de la localidad, muchas de ellas portadas por niños. “La cantera no se agota y cada día es más numerosa la presencia de niños y jóvenes portadores de banderas”, ha manifestado Juan Bautista Cañadillas, presidente de la Hermandad de banderas de ánimas.

También como novedad se han incorporado 5 jinetas a la Hermandad, tres de ellas donadas por el Ayuntamiento de Malagón.

Las banderas de ánimas pasean y el baile se interrumpe. Existe un respeto único a pesar de la algarabía de los concursos de disfraces. Una mezcla distinta al resto de carnavales de la provincia. Los abanderados y sus chambras negras desfilan orgullosos con la mirada seria y al lado, las máscaras esperan que continúe el baile. Así sucede cada día desde hace muchos años. Malagón y su carnaval, Malagón y el interés turístico regional que representan la mezcla de lo pagano y lo religioso.

En la función religiosa de ánimas que se celebra cada día por la mañana, todos colocan las banderas alineadas en señal de respeto. Volverán por la tarde para la ofrenda y la procesión del Santísimo Sacramento.

Y al fondo los tambores con su ritmo habitual, sin prisa sin pausa “toque bien toque mal…”