Manos que hablan y superan barreras de comunicación

lenguas signos

lenguas signos

Las concejales de Acción Social, Matilde Hinojosa, y Juventud y Participación Ciudadana, Sara Martínez, leyeron ayer en la Plaza Mayor la declaración del Ayuntamiento de Ciudad Real en apoyo de las Lenguas de Signos Españolas que garantizan la participación social y posibilitan las necesidades de comunicación de las personas sordas y sordociegas.

A. R.
Ciudad Real

Las concejales de Acción Social, Matilde Hinojosa, y Juventud y Participación Ciudadana, Sara Martínez, leyeron ayer en la Plaza Mayor la declaración del Ayuntamiento de Ciudad Real en apoyo de las Lenguas de Signos Españolas que garantizan la participación social y posibilitan las necesidades de comunicación de las personas sordas y sordociegas.
La Federación de Personas Sordas de Castilla-La Mancha (Fesormancha) organizó el acto de celebración del Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, en el que las ediles ciudarrealeñas resaltaron que, “con su reconocimiento a nivel estatal en la Ley 27/2007, nuestra sociedad e instituciones se comprometen tanto a promover el aprendizaje y conocimiento de las lenguas de signos españolas como a garantizar su libre uso en todos los ámbitos de la vida”.
“El Ayuntamiento de Ciudad Real apela a todas las instituciones, agentes públicos, sociales y al conjunto de la ciudadanía a actuar de forma comprometida para colocar a las lenguas de signos españolas, en condiciones de igualdad, en todas las esferas de la vida educativa, social, cultural, económica y política de nuestra localidad”.
En el encuentro, Ignacio Carrasco, presidente de Fesormancha, animó a trabajar todos unidos para seguir luchando con el objetivo de vencer barreras de comunicación, y Virginia González, de la Agrupación de Personas Sordas de Ciudad Real, explicó que la comunidad sorda habla con las manos, ya que emplea una lengua manual, que requiere de la percepción visual para la comunicación. También destacó la importancia de que los colegios cuenten con profesores que manejen la lengua de signos o tengan un intérprete para garantizar la igualdad en la formación. En el acto, se realizaron además actividades para los niños como pinta-manos y juegos sobre telas, así como divertidas propuestas para adultos en las que se aprendieron cómo se dicen palabras en lengua de signos.