Quince sementales de raza ovina manchega superan los 1.000 euros en subasta

Noemí Velasco Manzanares
Los ganaderos comparan animales en la 106 Subasta de Sementales de Agrama / N. V.

Los ganaderos comparan animales en la 106 Subasta de Sementales de Agrama / N. V.

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega ha cosechado una de sus mejores subastas este jueves en Manzanares. Las pujas no han alcanzado cifras astronómicas, pero 15 sementales de raza ovina han superado los 1.000 euros en subasta y uno de ellos ha llegado hasta los 2.500. Antonio Martínez Flores ha destacado que el futuro de los ganaderos de raza manchega pasa por “tener menos ovejas, pero de más calidad”

Quince sementales de raza ovina manchega han superado la barrera de los 1.000 euros, y uno de ellos ha alcanzado los 2.500 euros, durante la 106 subasta organizada por la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega (Agrama). La organización ha colocado este jueves los 100 sementales en subasta con una media de precios que ha oscilado entre 350 y 700 euros, todos en primera vuelta.

A pesar de las dificultades que atraviesa el sector, Agrama ha cosechado una de las mejores subastas de su trayectoria. Desde el recinto de Fercam, ningún semental ha logrado las cifras altísimas de alguna subasta anterior, pero un buen número de animales han alcanzado buenos precios. La presencia de ganaderos ha sido alta y Agrama ha repartido más de 40 tarjetas para pujar, más que otros años.

La ganadería Joaquín Delgado Espinosa consigue los mejores datos

Gran afluencia en la subasta de Agrama en Manzanares / N. V.

Gran afluencia en la subasta de Agrama en Manzanares / N. V.

Veintiocho ganaderías de toda Castilla-La Mancha han participado en la primera subasta del año organizada por Agrama con animales incluidos dentro del programa de mejora genética de la raza manchega, la única que produce la leche necesaria para la elaboración del auténtico queso manchego de Denominación de Origen.

La ganadería Joaquín Delgado Espinosa, de Belmonte (Cuenca), ha conseguido la mayor puja, con un semental de 9 meses, con un valor genético de la madre de 73 puntos y del padre de 106. También ha colocado otro animal por 1.510 euros y no es la primera vez que esta ganadería consigue los mejores datos en subasta.

Entre las ganaderías que han obtenido las mejores pujas también ha estado Ganadería Ortega e Hijos, de Albacete con tres sementales que han superado los 1.000 euros, entre ellos uno que ha alcanzado los 1.760 euros. También han sobresalido Emilio Poveda e Hijos, Tebar Agrícola, Rozalen Mancheño, Romegil, Moreno Simón y Emilio Martínez Arjona.

La apuesta por la calidad: garantía para la supervivencia del sector

Pujas durante la subasta organizada por Agrama en Manzanares / N. V.

Pujas durante la subasta organizada por Agrama en Manzanares / N. V.

El presidente de Agrama ha destacado la apuesta de los ganaderos por la calidad, a pesar de la tremenda bajada del precio de la leche, que según ha reconocido, “está costando mucho venderla”. Antonio Martínez Flores ha reconocido que la única forma de sobrevivir como ganaderos en la actualidad es “tener menos ovejas, pero de más calidad”.

El secretario ejecutivo de Agrama, Roberto Gallego, ha expresado que la alta presencia de ganaderos ha demostrado el “empuje” de los ganaderos de esta tierra, que “tienen ilusión y ganas de trabajar por nuestra oveja y nuestro queso manchego”. Para Gallego, la subasta de Manzanares es “una cita obligada en el calendario de los productores de ovino manchego en Castilla-La Mancha”.

Díaz-Benito destaca el trabajo de los ganaderos y la industria agroalimentaria en Manzanares

Isabel Díaz-Benito con ganaderos de Manzanares / N. V.

Isabel Díaz-Benito con ganaderos de Manzanares / N. V.

En compañía de ganaderos de la localidad, la concejala de Agricultura, Isabel Díaz-Benito, ha reconocido que Manzanares es una ciudad “privilegiada” por acoger a lo largo del año dos de las subastas orgnizadas por Agrama. La misma organización ha reconocido que era un lugar “estratégico” por los “accesos” y porque en Manzanares confluyen compradores con profesionales del sector que llegan a compartir experiencias.

Isabel Díaz-Benito ha aprovechado para destacar que la subasta es una “muestra del trabajo que hacen nuestros ganaderos, la fortaleza de la ganadería en el pueblo y la importancia que tienen nuestras industrias agroalimentarias”, que fabrican y exportan queso manchego por todo el mundo.

Asimismo, ha recordado que la Junta de Comunidades trabaja en la actualidad para conseguir la Indicación Geográfica Protegida para el Cordero Manchego, que será un elemento “muy positivo”, ya que avanzar en la calidad es garantía de “futuro” para las industrias de Castilla-La Mancha.