Colofón cultural a la feria con los pasodobles de la banda de música

Lanza Manzanares
Eduardo Gallego dirigió la Asociación Músico-Cultural Julián Sánchez-Maroto durante el concierto / Lanza

Eduardo Gallego dirigió la Asociación Músico-Cultural Julián Sánchez-Maroto durante el concierto / Lanza

La banda de música de la Asociación Músico-Cultural Julián Sánchez-Maroto puso el colofón cultural a la feria y fiestas 2019 de Manzanares con su tradicional concierto de pasodobles, que congregó a numeroso público en el precioso enclave de la plaza de San Francisco, tras la iglesia de la Asunción. Incluyó una sorpresa final con cuatro solistas de trompeta en la interpretación de ‘Nerva’

La feria de Manzanares no se concibe sin su banda de música. Este año no ha sido una excepción y los componentes de la Asociación Músico-Cultural Julián Sánchez-Maroto han tenido una intensa actividad que culminó en la calurosa noche del lunes con un magnífico y variado concierto de pasodobles, todo un clásico de la feria y fiestas y que fue todo un éxito, como destacó la concejala de Festejos, Silvia Cebrián.

Este maridaje de cultura y fiestas son “el mejor colofón que Manzanares puede mostrar”, añadió el concejal de Cultura, Cándido Jorge Sevilla, que también asistió al concierto.

Mucho público presenció este concierto de pasodobles, que comenzó tras sonar las campanadas de las diez de la noche en el reloj de la imponente torre parroquial. Entre los muros del templo está esta plaza con una acústiva muy bien valorada.

Y la banda de música de Manzanares, dirigida por Eduardo Gallego Ballesteros, no defraudó a sus muchos fieles con un variado repertorio tanto de de pasodobles de concierto como taurinos. “Es un repaso a todos los tipos de pasodoble”, señaló el director, que destacó que los taurinos también gusta mucho escucharlos fuera de una plaza de toros.

Clásicos del pasodoble

La Lonja de San Francisco se llenó durante el concierto / Lanza

La Lonja de San Francisco se llenó durante el concierto / Lanza

El concierto comenzó con el pasodoble ‘Por tierras de La Mancha’, de López Varela. Siguió con ‘Dunia Piris’ de Talens, ‘Hispánico’ de Osorio, ‘Fiesta en la Caleta’ de Teixidor, ‘Icod’ de Domingo, ‘Orgullo Santiaguista’ de Esparza, ‘Ragon Falez’ de Cebrián y ‘Feria de julio’ de Bonete.

Por si todo este programa fuera poco, la banda de música obsequió al público con otras tres obras más: ‘Tercio de quites’ de Talens, ‘Agüero’ de José Franco, y ‘Nerva’ de Rojas. Con este tercer bis llegó una gran sorpresa. El solo de trompeta de este conocido pasodoble taurino fue interpretado, en perfecta coordinación, por cuatro solistas: Pablo Pérez Calero, José Ramón Criado Fernández-Arroyo, José Cantarero Velázquez y la jovencísima Mari Ángeles López Tébar, que arrancaron espontáneos aplausos que arreciaron cuando toda la banda culminó el concierto.

Con un concierto en la residencia Los Jardines el miércoles 10, otro en la lonja de la iglesia el 11 y el de pasodobles en este mismo lugar el 15, junto a su actuación en los dos festejos taurinos y dos dianas floreadas, una el viernes y otra ‘no oficial’ el domingo con los educandos, la banda de música ‘Julián Sánchez-Maroto’ volvió a ser una pieza fundamental de la feria manzanareña.

Pocos días para el Curso de Perfeccionamiento

Casi sin tiempo para descansar, dentro de unos días, del 25 al 28 de julio, llegará otra de las citas más relevantes del año para esta asociación manzanareña, que ya tiene todo a punto para el VI Curso de Perfeccionamiento Instrumental y Técnica de Dirección ‘Ciudad de Manzanares’ que traerá a esta ciudad a lo más relevante del panorama musical español y a alumnado de diferentes comunidades autónomas.

El curso vuelve a batir récord de participantes, con diez más que el año pasado, a pesar de que finalmente no saldrán adelante las modalidades de chelo y contrabajo.