Concentraciones en Herrera y Alcázar contra las agresiones en las cárceles

Noemí Velasco Manzanares
Funcionarios han denunciado la falta de personal bajo el lema #PrisionesSinAgresiones en Herrera de La Mancha / Lanza

Funcionarios han denunciado la falta de personal bajo el lema #PrisionesSinAgresiones en Herrera de La Mancha / Lanza

Alrededor de setenta funcionarios han reclamado este jueves una solución urgente a la falta de personal en las cárceles de Herrera de La Mancha y Alcázar de San Juan. El aumento de las agresiones en las prisiones por este motivo es común en todos los centros penitenciarios de España. CCOO, Acaip y UGT también denuncian deficiencias en los servicios de cocina y de personal sanitario

Funcionarios de los centros penitenciarios de Herrera de La Mancha y Alcázar de San Juan han denunciado este jueves las “deficiencias de personal” y el “aumento de agresiones” en las cárceles españolas. Los sindicatos CCOO, Acaip y UGT han convocado media hora de paro a las 11 de la mañana por toda la geografía española. Alrededor de 50 personas han participado en la concentración de Herrera y unas 20 en Alcázar de San Juan, “entre un 75 y un 80%” de las personas disponibles debido al periodo vacacional.

Según los datos ofrecidos por las organizaciones sindicales, existe más de una agresión diaria en las cárceles españolas. Entre 2015 y 2016 hubo 934 agresiones, y las de mayor gravedad aumentaron el año pasado un 60 por ciento con respecto al año anterior.

El delegado provincial de Acaip, Javier Ortega, ha asegurado a lanzadigital.com que detrás del aumento de las agresiones está “las plazas vacantes en las cárceles, el aumento de la edad media de los funcionarios y la ausencia de una clasificación adecuada de los internos como consecuencia de la falta de personal”.

En Herrera faltan 40 efectivos en el interior

La cárcel de Herrera de La Mancha no permanece ajena a esta problemática. Javier Ortega ha destacado que “existe una deficiencia de 40 efectivos en el interior de la cárcel para completar la relación de puestos de trabajo, que es el mínimo”. En total hay unos 220 trabajadores para más de 400 reclusos.

Además, el delegado de Acaip ha apuntado que en la actualidad la media de edad de los funcionarios de Herrera de La Mancha está “por encima de los 55 años”, lo que puede ocasionar un problema “muy grave” en tan solo dos años, cuando alcancen la edad necesaria para pasar a segunda actividad. “En dos años se puede producir una desbandada como consecuencia del envejecimiento de los trabajadores”, ha indicado.

La situación es similar en Alcázar de San Juan, donde el delegado de CCOO, Rafael Correas, ha confirmado que está vacante “el 15 por ciento de la plantilla”. En la actualidad hay unos 90 funcionarios para 85 presos, aunque la mitad están en el área administrativa y de dirección, y por lo tanto no tienen un contacto permanente con los presos.

La convocatoria de 831 plazas a nivel estatal es para los sindicatos “un grano de arena en un desierto”, dado que existen “3.400 vacantes a nivel nacional”. Por eso consideran “urgente” la convocatoria de nuevas plazas.

Dos funcionarios de Herrera acabaron en el hospital por una agresión

Tras la concentración, Javier Ortega ha asegurado que “no podemos garantizar nuestra integridad física, ni la de los internos”, y ha añadido que “si no se pone solución, la situación se nos va a ir de las manos”.

Las agresiones también forman parte del día a día en las cárceles ciudarrealeñas. De hecho, Javier Ortega ha destacado que dos funcionarios acabaron el pasado mes de junio en el hospital por la agresión de un recluso del módulo uno. El delegado sindical ha asegurado que presentaron “contusiones y arañazos en la cara”.

También, Ortega ha hecho referencia a la “alarma” generada por la agresión que tuvo lugar la semana pasada en la cárcel de Navalcarnero en Madrid, donde un recluso arrancó de un mordisco la oreja a otro funcionario.

Pero la situación va mucho más allá, ya que los sindicatos destacan que las estadísticas, pese a que son alarmantes, “no reflejan la realidad”. Rafael Correas ha aludido a la amenaza de muerte que sufrió hace poco un funcionario de Alcázar de San Juan y que no contempla el actual protocolo de agresiones.

 “Sin lesión no hay agresión, por lo que te pueden intentar agredir con un objeto punzante, pero si no te pinchan y acabas en el hospital, no figura”, ha indicado el delegado de CCOO, que acusa al Gobierno de Mariano Rajoy de haber hecho un protocolo “a su medida”.

Problemas con la clasificación de los internos

Aparte de la necesidad de que haya suficientes profesionales, los sindicatos consideran fundamental la correcta clasificación de los internos para evitar agresiones y protocolos adecuados ante las agresiones. También, consideran que hay que poner solución al aumento de enfermos psiquiátricos en las prisiones.

Rafael Correas ha advertido que la falta de una clasificación de presos rigurosa rompe con el trabajo realizado por los funcionarios en la cárcel en relación a la convivencia. La cárcel de Alcázar está especializada en personas desarraigadas, mayores, extranjeros y gente con delitos sexuales, como violadores y agresores, pero también entran de otro tipo.

Bajo el lema #PrisionesSinAgresiones, CCOO, Acaip y UGT consideran que la Administración penitenciaria tiene que implantar “una verdadera política de prevención de riesgos laborales” y programas de prevención de la violencia en las cárceles.

Los presos cocinas y pasan las noches sin médico

La falta de personal no solo es en las labores de vigilancia, sino en todas las áreas. Así pues, la cocina sigue dependiendo de los presos los fines de semana, ya que sólo hay dos cocineros. Los intentos de “privatización” por parte del Gobierno del PP de servicios como la vigilancia exterior y las cocinas están, según los sindicatos, detrás de esta situación que rechazan.

La situación de las cocinas es peor en Alcázar de San Juan, donde llevan sin cocinero “siete u ocho años”. Rafael Correas también ha hecho referencia a la falta de personal sanitario, ya que “solo hay un médico para toda la prisión todos los días del año”. Desde la llegada de la crisis económica y los recortes, la cárcel queda muchas noches y días sin atención sanitaria.

El Gobierno de Pedro Sánchez genera nuevas expectativas

El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez genera expectativas entre el colectivo, tras años de ausencia de diálogo con Mariano Rajoy. Ahora bien, exigen “soluciones” y no “gestos”, porque “la situación es insoportable”. Por ese motivo, habrá nuevas movilizaciones a partir del 1 de septiembre. Los concentrados también han mostrado su solidaridad y apoyo a los compañeros agredidos.