Denuncian la destrucción de un bombo de piedra seca en Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Fotografía del bombo destruido incluida en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del POM de Manzanares / Lanza

Fotografía del bombo destruido incluida en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del POM de Manzanares / Lanza

Incluido en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del Plan de Ordenamiento Municipal de Manzanares, el bombo estaba situado en una zona agrícola en el paraje de Pedro Alonso. Tenía dos estancias elípticas y estaba construido con la técnica conocida como "piedra seca", propia de estos edificios rústicos comunes en el campo manchego

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en Manzanares ha conocido la destrucción total de un bombo construido en piedra seca típico de la arquitectura popular en el término municipal de Manzanares. El edificio estaba incluido dentro del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del Plan de Ordenamiento Municipal de Manzanares.

Localizada en una zona llana de campiña agrícola dedicada a labores de regadío en el paraje de Pedro Alonso con acceso por la carretera de Llanos, la construcción, de principios del siglo XX, tenía dos estancias elípticas. La estancia principal era de mayor tamaño, tenía una puerta de acceso y formaba una especie de pórtico con bóveda de medio cañón.

Además, la techumbre estaba abovedada con una falsa cúpula y una chimenea con forma cónica al exterior. La estancia más pequeña estaba dedicada a la cocina de los gañanes y la segunda a los animales, con pesebres adosados a los muros.

La colaboración ciudadana, “amante y defensora del patrimonio castellano-manchego”, ha puesto en conocimiento la total destrucción del bombo a la Guardia Civil y a los medios de comunicación.

A este respeto, el Ayuntamiento es el responsable de abrir los expedientes administrativos que se deriven de alternaciones urbanísticas, como el Catálogo de bienes y Espacios Protegidos del Plan de Ordenamiento Municipal.

Construcciones rústicas del campo manchego

Fotografía del bombo destruido incluida en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del POM de Manzanares / Lanza

Fotografía del bombo destruido incluida en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del POM de Manzanares / Lanza

De carácter agrícola, los bombos son construcciones rústicas muy comunes en Tomelloso, aunque están extendidas en diferentes zonas de la geografía manchega, desde Valdepeñas a Albacete. Su origen podría estar en las construcciones de piedra de la edad prehistórica, aunque hay que avanzar hasta el siglo XIII con la llegada de la Mesta, para documentar elementos similares en La Mancha.

Asimismo, están construidos de forma natural con piedra del lugar, desenterrada por el arado y amontonada en las lindes. En las paredes aparece piedra sobre piedra sin ligar, sin ningún tipo de argamasa, técnica que se conoce como “piedra seca”. El techado se realiza en forma de falsa bóveda y su planta suele ser circular. En el interior es típico encontrar una zona de chimenea y otra de cuadra.