El certamen de aceites de Fercam reúne muestras de cinco comunidades autónomas

Noemí Velasco Manzanares
Catadores durante el concurso de calidad de aceite de oliva virgen extra de Fercam / N. V.

Catadores durante el concurso de calidad de aceite de oliva virgen extra de Fercam / N. V.

Cerca de 50 muestras han competido en el Concurso Nacional a la Calidad del Aceite de Oliva Virgen Extra organizado dentro de la programación de Fercam en Manzanares. Procedentes de toda la geografía española, los aceites han reflejado matices diversos en función de las variedades autóctonas de cada lugar, pero han destacado todos por la alta calidad

Aceites de toda España han participado este viernes en la sexta edición del Concurso Nacional a la Calidad del Aceite de Oliva Virgen Extra organizado en torno a la 59 Feria Nacional del Campo de Manzanares (Fercam), que tendrá lugar del 3 al 7 de julio. El director de Fercam, Pablo Camacho, junto a la coordinadora del certamen, Beatriz Maeso, ha confirmado que en esta ocasión han competido 48 muestras.

La calidad del aceite de oliva virgen extra es común en toda la geografía española, “hay gran variabilidad por las diferentes variedades de aceite, pero el nivel siempre es alto”, por eso no es de extrañar que hayan estado representadas nueve provincias de cinco comunidades autónomas diferentes: Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura, Navarra y Baleares.

Treinta empresas han participado en este certamen, cada vez más consolidado a nivel nacional y dentro de la programación de Fercam, que también incluye concursos de vino y queso manchego. En la misma línea, Pablo Camacho ha animado a los vecinos a que se interesen por el producto, que va a estar muy presente en la feria a través de catas y del Túnel del Aceite.

“Un producto ligado a nuestra economía, cultura y sociedad”

El concejal y director de Fercam, Pablo Camacho, con los ediles Candi Sevilla y Gemma de la Fuente, aparte de la experta en aceites Beatriz Maeso / N. V.

El concejal y director de Fercam, Pablo Camacho, con los ediles Candi Sevilla y Gemma de la Fuente, aparte de la experta en aceites Beatriz Maeso / N. V.

Nueve catadores del sector público y privado han formado parte del jurado de este certamen que ha tenido aceites cornicabra, la variedad más extendida en los campos castellano-manchegos. Beatriz Maeso ha destacado que esta región es “la segunda productora a nivel nacional” y la mayoría del cultivo está localizado en Ciudad Real y Toledo.

El aceite es “un producto ligado a nuestra economía, cultura y sociedad”, que ha conseguido una “gran calidad”, ha advertido la experta. “Puede que tengamos aceites distintos según las variedades originarias de cada zona, pero siempre alcanzando una calidad máxima”, ha añadido. Los catadores han tenido en cuenta el aroma, el equilibrio o la armonía de los aceites, divididos en cuatro categorías, frutado verde intenso, medio, ligero y maduro.