El futuro de la oveja manchega pasa por la calidad y la exportación del queso

Noemí Velasco Manzanares
Los ganaderos comparan animales en la 106 Subasta de Sementales de Agrama / N. V.

Los ganaderos comparan animales en la 106 Subasta de Sementales de Agrama / N. V.

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega celebrará el viernes 5 de julio la 108 subasta de sementales en Fercam. En la región existe una cabaña de entre 600.000 y 700.000 ovejas manchegas, la mayoría dedicadas a la producción de leche para queso dentro de la Denominación de Origen. El futuro del sector implica explotaciones con altos rendimientos y la exportación del queso

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega (Agrama) celebrará el próximo viernes 5 de julio por la mañana la 108 subasta de sementales durante la 59 edición de la Feria Nacional del Campo de Manzanares (Fercam).

Un total de 70 machos de 24 ganaderías de toda Castilla-La Mancha saldrán a subasta en uno de los eventos más característicos de Fercam, que según destaca el presidente de Agrama, Antonio Martínez Flores, refleja la apuesta de los ganaderos por ganar en calidad, a pesar de las dificultades que sufre el sector en cuanto a los precios de venta.

Catorce años de recorrido lleva Agrama con estas subastas de sementales de alto valor genético y seguimiento de padre y madre a través del libro genealógico de la raza. Hace 40 años, los ganaderos de esta tierra empezaron a realizar los primeros árboles genealógicos para seleccionar ganado con altos rendimientos.

Un semental alcanzó en Manzanares los 4.700 euros

Las subastas comenzaron con resultados muy modestos, “se vendían pocos sementales y mal”, pero hoy consiguen resultados “extraordinarios”. En la subasta celebrada en febrero en Manzanares, quince sementales de raza ovina manchega superaron los 1.000 euros, pero es que hace dos años en Fercam un semental alcanzó los 4.700 euros.

A la subasta de Fercam llegan ganaderos de toda la región y Martínez confiesa que “es emocionante ver que, cuando varios ganaderos quieren el mismo semental, las tarjetas se levantan y no hay manera de bajarlas”. Todos los animales partirán de entre 350 y 450 euros, aunque la previsión es que de media alcancen los 700 euros.

La mayoría proceden de ganaderías pequeñas centradas en la cría del macho de alta calidad y que están coordinadas a través del Centro Regional de Selección y Reproducción Animal de Castilla-La Mancha (CERSYRA), que está localizado en Valdepeñas.

Aparte de la subasta, ocho ganaderías expondrán animales de exhibición para el concurso morfológico y habrá unas veinte corderas que ya están adjudicadas. De estos animales depende el futuro del queso manchego, según destaca el presidente de Agrama, “el banderín de enganche de Castilla-La Mancha en todo el mundo”.

El precio de la leche sigue bajo y los productos de alimentación se han disparado

En repetidas ocasiones, el presidente de Agrama ha insistido en que el futuro de la oveja manchega pasa por la “calidad” y no por la “cantidad”. En la actualidad, la Denominación de Origen del Queso Manchego controla unas 1.000 ganaderías con una cabaña de entre 600.000 y 700.000 ovejas manchegas. Agrama tiene 160 socios.

Con una media de 800 ovejas manchegas, la mayor parte de las ganaderías están dedicadas a la leche para la producción de queso manchego, “entre el 70 y el 80 por ciento”, al igual que ocurre con otras razas. Si los precios de la leche están por los suelos, aún más la carne.

Así pues, el precio de la leche, que ronda el euro por litro, en función de la proteína y de la grasa, sigue bajo y la leve subida experimentada en los últimos meses no ha tenido efecto en la economía de los ganaderos, debido a que, según explica Martínez Flores, “los productos de alimentación, como la alfalfa, se han disparado”.

Tras indicar que el precio debería estar “10 o 20 céntimos por encima del actual”, el representante de la asociación de ganaderos reconoce que “estamos casi igual o peor que el año pasado por el incremento de los costes”.

El 12% de los ganaderos dejaron la actividad en 2018

Aunque “aún en Castilla-La Mancha más del 50 por ciento de los ganados salen a pastorear”, la alimentación en pesebres es fundamental. Antonio Martínez Flores señala que “la sequía y el cambio climático están influyendo en nuestra oveja manchega, que cada vez tiene menos hierba en el campo”.

Las dificultades que atraviesa el campo arrojan datos abrumadores. “El 12 por ciento de los ganaderos dejaron la actividad en 2018”, apunta Antonio Martínez Flores al aludir a datos oficiales. La mayoría de las ganaderías de oveja manchega son de tradición familiar, mientras que las nuevas explotaciones que han surgido en la región están dedicadas a otras razas y son de carácter intensivo.

Asimismo, Antonio Martínez Flores alude a la falta de mano de obra, algo que ha suplido la introducción de nuevas técnicas. En la actualidad “el ordeño a mano, como era hace 30 o 40 años, no existe en ninguna ganadería de oveja manchega de la región”, todas están mecanizadas y tienen ordeñadoras.

La protección del queso manchego y el impulso de la exportación

Con la conformación del nuevo Gobierno central y autonómico a la vista, el presidente de Agrama destaca que “nuestros políticos tienen que poner todos los esfuerzos para que salga adelante nuestra oveja y nuestro queso manchego”. “Protegiendo nuestro queso y ayudando a la exportación beneficiarán a las ganaderías”, señala.

En un mercado agroalimentario global, Antonio Martínez Flores afirma que “nuestro futuro pasa por la exportación y dependemos de nuestros gobiernos para fomentarla”, para llevar el queso manchego a cualquier rincón del mundo.

Asimismo, Martínez Flores aprovecha para agradecer al Ayuntamiento de Manzanares las facilidades que pone en la celebración de las dos subastas de ovino manchego que acoge cada año la ciudad, como epicentro para la ganadería, y valora de forma muy positiva la organización de Fercam como punto de confluencia de agricultores y ganaderos.