Entre móviles en la sala de objetos perdidos

Noemí Velasco Manzanares
El concejal Miguel Ramírez y el agente José Antonio Fernández-Arroyo junto a las bicicletas perdidas que guarda la Jefatura de la Policía Local / N. V.

El concejal Miguel Ramírez y el agente José Antonio Fernández-Arroyo junto a las bicicletas perdidas que guarda la Jefatura de la Policía Local / N. V.

La Policía Local de Manzanares recibió 43 objetos perdidos en 2017 y casi la mitad fueron móviles y tablets. La sala de objetos perdidos del Ayuntamiento es un cajón desastre, donde hay bicicletas, relojes y hasta una cámara de fotos. La mayoría de los objetos no volverán a sus propietarios

Las llaves y los teléfonos móviles son los objetos más perdidos en Manzanares. En la Jefatura de la Policía Local hay más de una veintena de teléfonos sin propietario y la pérdida de llaves es tan común que ni siquiera queda registrada.

La Policía Local abrió en 2017 expedientes por 43 objetos perdidos en la vía pública, y casi la mitad fueron móviles o tablets: 17 llegaron a la Jefatura. También aparecen numerados 11 carteras o bolsos, 4 relojes y 3 bicicletas, además de la documentación de tres personas.

La Concejalía de Seguridad Ciudadana informa en el tablón de anuncios de la casa consistorial sobre los objetos perdidos que están guardados en la actualidad en dependencias municipales. Aunque los teléfonos móviles predominan, la lista es un cajón desastre en la que aparecen también una alianza, unas gafas graduadas y hasta una cámara de fotos.

Móviles, carteras y llaves

El concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Ramírez, acompañado de uno de los agentes, José Antonio Fernández-Arroyo, indica que “entre los objetos perdidos hay muchos móviles y llaves, además de algunas tablets y bicicletas, olvidadas o sustraídas y abandonadas posteriormente”.

La mayoría de objetos acaban en dependencias municipales por gente honrada que los devuelve, aunque casos como el de la dependienta del bazar chino que devolvió en julio una cartera con 1.000 euros “no son habituales”.

Jose Antonio Fernández-Arroyo recuerda la propina que le dio el propietario de una cartera perdida con 300 o 400 euros a la persona que la encontró, pero son “situaciones puntuales”. Nada tiene que ver con las carteras sustraídas y tiradas después en la vía pública, que llegan tan solo con la documentación.

Las devoluciones de objetos dan para muchas anécdotas, como los vecinos que recuperan sus llaves, pero ha desaparecido el llavero. También hay joyas, relojes y dinero, aunque los objetos de valor acaban custodiados en la secretaria del Ayuntamiento.

Cinco años en dependencias municipales

La mayoría de los objetos perdidos acaban en dependencias municipales tras la entrega por parte de ciudadanos que los encuentran en la vía pública, tanto en calles y zonas de paso, como en plazas y parques. Allí permanecerán durante “cinco años”, junto a pistolas de balas de goma sustraídas e incluso botellas de alcohol incautadas a menores.

Una vez que llega el objeto perdido a las dependencias municipales, los agentes abren un expediente con los datos de la persona que lo ha encontrado. José Antonio indica que “según el Código Civil, la persona que encuentra el objeto perdido lo puede recuperar a los dos años”. Y ha habido algún caso, “con bicicletas”.

En el caso de las carteras con documentación, la Policía Local entrega los papeles a domicilio y si el propietario es foráneo el enlace es a través de la jefatura de su localidad.

La mayoría de los objetos no vuelven a los dueños

Depósito de objetos perdidos de la Policía Local de Manzanares / N. V.

Depósito de objetos perdidos de la Policía Local de Manzanares / N. V.

El concejal indica que la mayoría de los objetos perdidos no vuelven a sus dueños, “muchas veces porque ni se imaginan que han acabado aquí”. En la actualidad tienen teléfonos de 2013.

El procedimiento a seguir cuando una persona encuentra un objeto perdido es registrarlo en el Ayuntamiento o en la Policía Local, que tiene atención las veinticuatro horas del día. Hasta allí tendrán que acudir las personas que lo han perdido, aunque antes pueden pasar por el tablón de anuncios.

Para recuperar el objeto, los propietarios tienen que responder a preguntas relacionadas con el lugar de pérdida o las características del objeto, como el código pin en el caso de los teléfonos móviles, para evitar así que algunas personas acudan con “picardía”. En caso de perder documentación, la recomendación es acudir a la Guardia Civil.

Los manzanareños en general no son muy despistados, aunque como cada verano, la Policía Local espera en estas fechas una remesa de objetos perdidos procedentes de la piscina municipal con el fin de la temporada de baño.