Herminia Espinosa: “Comemos peor que nuestros abuelos”

Lanza Manzanares
Beatriz Labián y Silvia Cebrián con la nutricionista Herminia Espinosa en la sede de la Asociación de Amas de Casa / Lanza

Beatriz Labián y Silvia Cebrián con la nutricionista Herminia Espinosa en la sede de la Asociación de Amas de Casa / Lanza

La Asociación de Amas de Casa de Manzanares acogió una charla sobre nutrición y hábitos saludables con motivo del Día Mundial de los Derechos de las Personas Consumidoras

Con el objetivo de desmentir mitos y de ofrecer consejos sobre alimentación, la nutricionista Herminia Espinosa ofreció este viernes una charla dentro de los actos organizados por el Área de Consumo del Ayuntamiento de Manzanares para conmemorar el Día Mundial de los Derechos de las Personas Consumidoras.

La charla sobre nutrición y hábitos saludables se realizó en la sede de la Asociación de Amas de Casa. En ella, Herminia Espinosa Ruiz dio consejos básicos en la alimentación diaria, incidió en la importancia de mirar bien el etiquetado de los productos para evitar los que tienen muchos azúcares y grasas, y desmintió mitos sobre determinados alimentos, como que las legumbres o el pan engordan, o que la fruta tiene mucho azúcar. “Son mitos que están en la calle e inciden en que la alimentación empeore”, advirtió.

Aunque ahora disponemos de más variedad, recursos y posibilidades, la nutricionista dijo que comemos peor que nuestros abuelos debido a la abundancia de productos industriales por lo que aconsejó adquirir este alimentos naturales.

Cebrián insiste en la importancia de los servicios públicos

Público durante la charla de nutrición y hábitos saludables / Lanza

Público durante la charla de nutrición y hábitos saludables / Lanza

Esta charla, en la que Espinosa aclaró dudas al público asistente, fue la primera de las organizadas por el Área de Consumo del Ayuntamiento de Manzanares con motivo del 15 de marzo, Día de los Derechos de las Personas Consumidoras. Para la concejala de Consumo, Silvia Cebrián, en una fecha como ésta hay que reivindicar la importancia de servicios públicos como la OMIC, que cada año atiende a centenares de personas para garantizar sus derechos como consumidores.