Recuerdo y dignidad para las víctimas del Franquismo

Noemí Velasco Manzanares
Un familiar deposita un ramo con claveles en una de las losas de las dos fosas comunes que existen en Manzanares / N. V.

Un familiar deposita un ramo con claveles en una de las losas de las dos fosas comunes que existen en Manzanares / N. V.

Memoria Histórica Manzanares repitió este domingo en el cementerio municipal el homenaje a los fusilados en Manzanares durante la posguerra. Alrededor de cincuenta personas, entre familiares llegados de toda España y vecinos sensibilizados con la dignificación de las víctimas de Franquismo, acudieron con claveles rojos al encuentro

Guiados por el recuerdo y la añoranza, familiares de los fusilados entre junio de 1939 y noviembre de 1940 convirtieron este domingo el cementerio de Manzanares en un lugar de encuentro para la recuperación de la memoria colectiva silenciada durante décadas.

Más de cincuenta personas participaron en el homenaje organizado por el colectivo Memoria Histórica Manzanares a los casi trescientos fusilados tras la Guerra Civil española, enterrados en las dos fosas comunes que existen en el cementerio municipal.

Familiares directos de hasta tres generaciones procedentes de toda España, de la provincia de Ciudad Real, de Jaén, Madrid y hasta Barcelona, se agolparon a las doce de la mañana delante de las losas, para decir en voz alta sus nombres, recitar algunos poemas y depositar un clavel rojo por cada una de las vidas arrebatadas.

El portavoz de Memoria Histórica Manzanares, José Luis de Gracia, recordó que el 1 de abril de 1939 la guerra terminó, pero el terror continuó para los que defendieron la “libertad” y la “democracia” frente al fascismo. Torturas en las cárceles, juicios que fueron una farsa y muertes ante el tapial del cementerio pusieron los cimientos de la “nueva España”. Los vencidos murieron sin flores, ni honores, y sus familias tuvieron que reprimir las lágrimas.

Dos fosas y 279 personas fusiladas

El colectivo Memoria Histórica Manzanares y algunos familiares leyeron los nombres de los 279 fusilados en Manzanares por el Franquismo / N. V.

El colectivo Memoria Histórica Manzanares y algunos familiares leyeron los nombres de los 279 fusilados en Manzanares por el Franquismo / N. V.

El registro de Antonio Bermúdez, que da la base histórica, determina que en Manzanares hay 264 fusilados enterrados en dos fosas comunes en el cementerio, aunque la suma de todos los nombres de las losas llega a 279. Entre los fusilados hay personas de Membrilla, La Solana y Valdepeñas, pero también de toda España.

En nombre de la justicia, el Franquismo cometió tras la Guerra Civil “los peores crímenes, torturas y asesinatos”. Mientras, la historia de los vencidos fue “silenciada y enterrada”. La dictadura enterró a los defensores de la democracia “sin saber que erais semillas”, pero ahora, “vuestras vidas brotan en nuestro recuerdo”, expresó José Luis de Gracia.

Los versos de Miguel Hernández ayudaron a los asistentes a verbalizar el dolor producido por la muerte y la ausencia, compartido entre generaciones. Vecinos sensibilizados arroparon a hijos, nietos, bisnietos y hasta a la hermana de uno de los fusilados.

Un encuentro “fraternal” y “reparador” para las víctimas

Alrededor de cincuenta personas participaron este domingo en el homenaje a los fusilados de la posguerra en Manzanares / N. V.

Alrededor de cincuenta personas participaron este domingo en el homenaje a los fusilados de la posguerra en Manzanares / N. V.

La creación de vínculos entre las víctimas y la celebración de este encuentro “intergeneracional” y “fraternal” contribuye a recuperar la memoria histórica y resulta reparador para las víctimas. De hecho, este segundo homenaje consiguió movilizar a más gente que al año anterior, y muchas personas repitieron.

El colectivo además ha contribuido de esta forma a la localización de personas procedentes de toda España fusiladas en Manzanares a través de sentencias judiciales, partes de defunción y libros de enterramiento, al igual que familiares de la localidad han podido localizar sus tumbas en otras regiones.

Asimismo, a través del colectivo de Manzanares, el proyecto ‘Mapas de memoria’, puesto en marcha por el Centro de Estudios de Memoria y Derechos Humanos de la Uned, en colaboración con la Diputación, ha localizado a familiares de algunos de los más de 3.800 asesinados y desaparecidos en la provincia durante el Franquismo.

Este proyecto pretende también caminar hacia la dignificación de las víctimas, de acuerdo al cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, con el fin de exhumar e identificar a los muertos y acabar con las fosas comunes en la provincia.