IU iniciará un proceso de renovación tras perder su representación en Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Miguel Ramírez, coordinador de la Asamblea Local de IU en Manzanares / N. V.

Miguel Ramírez, coordinador de la Asamblea Local de IU en Manzanares / N. V.

Izquierda Unida queda fuera de la Corporación de Manzanares, que no rentabiliza en votos haber formado parte del Equipo de Gobierno en el último mandato. La asamblea iniciará un proceso de renovación y Miguel Ramírez pretende hacerse a un lado. La asamblea contextualiza el batacazo en la "crisis" de los proyectos de "unidad popular"

La Asamblea Local de Izquierda Unida en Manzanares iniciará un proceso de renovación interna de forma paralela a la que intuyen que asumirá el partido a nivel estatal tras la debacle electoral. Con un 3,48% de apoyos entre los votantes, la candidatura liderada por Miguel Ramírez quedó este 26 de mayo fuera de la Corporación.

A pesar de haber formado parte del “mayor cambio en positivo para la ciudad en los últimos años”, la formación no rentabiliza en votos el pacto de Gobierno con el PSOE de Julián Nieva en el mandato que recién acaba. Tampoco rentabiliza su llamada al voto joven. En sexta posición, IU solo obtuvo 340 votos, los peores datos de su historia desde que en 1979 concurrió por primera vez a las elecciones municipales bajo el prisma del PCE.

Ahora bien, Ramírez contextualiza la caída de apoyos en la falta de acuerdo con ACM-EQUO, que podría haber dado lugar a la coalición Unidas Podemos, y también en clave estatal. El coordinador local admite que las dos formaciones asumieron un “riesgo” al ir por su lado, ante la imposibilidad de llegar a acuerdo político. ACM-EQUO, con 370 votos, también ha quedado fuera de la Corporación, aunque juntos hubieran entrado.

La “crisis” de los proyectos de “unidad popular”

Con la vista puesta en el contexto general, Miguel Ramírez  habla de la “crisis generalizada” de los proyectos de “unidad popular” por todo el país. Los problemas internos y la falta de acuerdo han cobrado factura a la formación, según el líder de IU, que fue durante años coordinador provincial.

Frente a la línea marcada por Alberto Garzón a través de la coalición Unidas Podemos, Miguel Ramírez considera que los resultados electorales han puesto de manifiesto su fracaso. El coordinador local destaca que “lo poco que ha mantenido Unidas Podemos ha sido donde había una estructura de IU”, mientras que, a su juicio, “Podemos no ha extendido su red organizativa, al revés, ha disuelto las asambleas locales”.

Así pues, Miguel Ramírez habla del “resultado histórico” que ha conseguido IU en Zamora, hace referencia a pueblos andaluces y asturianos, además de a Mota del Cuervo y Puebla de Almoradiel en Castilla-la Mancha. Estos éxitos significan, en palabras de Ramírez, “que diluirnos hacia algo más grande no tenía ninguna base sólida” y que “hay que reconstruir nuestro espacio clásico, el de la izquierda social y los sindicatos de clase”.

La “recomposición” del bipartidismo

Tras hacer referencia a la línea que representa a nivel estatal Paloma López, el coordinador local considera que IU tiene que ser “un referente a la izquierda del PSOE”, porque si no el partido liderado por Pedro Sánchez puede volver “a la deriva centrista o derechista” y “de nuevo podríamos ver grandes votaciones en el Congreso de medidas en contra de los trabajadores”.

Miguel Ramírez considera que España asiste a “una recomposición del bipartidismo que ha empezado por la izquierda” con el “efecto avalancha del voto útil” hacia el PSOE en toda Castilla-La Mancha frente a la suma de las derechas. También considera que Cs se convierte en el “eterno segundón” del PP, al no lograr el sorpasso.

Ramírez se echará “a un lado”

Con respecto al proceso de renovación de IU en Manzanares, Miguel Ramírez señala que será paralelo al estatal, y después de haber ocupado cargos de relevancia él espera hacerse “a un lado” a todos los niveles. El coordinador considera que tiene que empezar a trabajar un nuevo equipo para afrontar “con solvencia” los próximos cuatro años y volver a tener presencia municipal.

En ningún momento IU se plantea su disolución en Manzanares, sino que seguirá pendiente de la actualidad política municipal. “Seguimos vivos en la vida política local”, ha destacado Ramírez, que afirma que presentarán propuestas e iniciativas. “El hecho de que no tengamos confianza suficiente no significa que nosotros creamos que es un proyecto acabado”, ha apostillado.