IU registra una PNL en el Congreso para mejorar los servicios ferroviarios de C-LM

Lanza Manzanares
Estación de tren de Manzanares / José Antonio Romero

Estación de tren de Manzanares / José Antonio Romero

La Propuesta No de Ley presentada por IU en el Congreso de los Diputados contempla reformas en la estación de Manzanares. La formación defiende un modelo de movilidad centrado en el "transporte público, colectivo, moderno, asequible y sostenible"

La diputada de Izquierda Unida, Eva García Sempere, registró el pasado 13 de diciembre una Propuesta No de Ley para pedir una serie de inversiones y mejoras en el servicio ferroviario de Castilla-La Mancha, dentro de una política general para combatir el cambio climático y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Dentro de las diferentes actuaciones que contempla esta Propuesta de Izquierda Unida, se encuentran inversiones importantes en infraestructuras ferroviarias como vías, sistemas de seguridad, la incorporación de la comarca de Tomelloso-Argamasilla de Alba, nuevos intercambiadores para favorecer el transporte de mercancías y de pasajeros, así como la reapertura de servicios en las taquillas y otras reformas en la estación de Manzanares.

Todas las propuestas de la iniciativa parlamentaria de Izquierda Unida son el fruto de las demandas emanadas desde las diferentes plataformas y colectivos ciudadanos, sindicatos y organizaciones en defensa del ferrocarril y del tren como servicio público para mejorar la cohesión social y territorial de Castilla-La Mancha.

Asimismo con esta PNL “se quiere conseguir que esta región no se quede fuera del diseño de grandes corredores ferroviarios que se impulsan desde la UE”, ya que serán estos corredores las grandes plataformas de la distribución de mercancías y bienes en toda Europa, lo que sin duda será “un elemento estratégico fundamental para nuestro desarrollo económico y social”.

Un nuevo modelo de movilidad

Izquierda Unida de Manzanares espera que esta iniciativa sirva para consolidar una política de inversiones en ferrocarril que refuerce nuestro papel en la logística, y sirva para consolidar nuevo tejido productivo y empleo de calidad para el futuro, además de fomentar un cambio en el modelo de movilidad facilitando el transporte público, colectivo, moderno, asequible y sostenible como es el tren normal o convencional.