La Junta invierte 284.000 euros en la eficiencia energética del hospital de Manzanares

Lanza Manzanares
Jesús Fernández Sanz, junto a Julián Nieva y Pablo Aguado, en la azotea del hospital

Jesús Fernández Sanz, junto a Julián Nieva y Pablo Aguado, en la azotea del hospital

Han instalado paneles solares en la azotea del Hospital de Manzanares para producir agua caliente sanitaria y está prevista la sustitución de las calderas.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, puso en valor que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido 284.000 euros en las actuaciones que está llevando a cabo en el Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de producción de agua caliente y de calefacción.

Con estos fondos, procedentes del Programa Operativo Feder 2014-20 de la Unión Europea, el año pasado se instalaron paneles solares en la azotea para producir agua caliente sanitaria y está previsto acometer en el presente ejercicio la sustitución de las calderas de la calefacción, según informó la Junta en nota de prensa.

El Hospital de Manzanares produce calefacción y agua caliente mediante calderas de gas. Un sistema de intercambiadores y cuatro depósitos de 2.000 litros cada uno permiten acumular hasta ocho metros cúbicos de agua caliente.

El hospital verterá 16 toneladas de CO2 menos a la atmósfera

Para dar apoyo a este dispositivo, en la azotea se han instalado 41 placas solares con una superficie de captación cercana a los 100 metros cuadrados, con las que se está calentando el agua de dos de los depósitos; está previsto que en verano puedan ser los cuatro. La puesta en marcha de los paneles, que tuvo lugar en diciembre, comporta un ahorro en el consumo de combustible y una reducción de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Así pues, se estima que la energía generada por las placas solares superará al acabar 2017 los 70.000 kilovatios/hora y que con esta aportación se evitará contaminar el medio ambiente con 16,6 toneladas de CO2.

A la inversión para instalar las placas solares, cercana a los 126.000 euros, se suma este año otra de más de 158.000 euros para sustituir las calderas del Hospital, que tienen veinte años de antigüedad y un rendimiento mejorable, y renovar tuberías de agua caliente y aislamientos.

Las nuevas calderas permitirán un ahorro mínimo del 10%

Además, está previsto instalar cuatro calderas de baja temperatura a gasóleo o gas para una combustión poco contaminante con bajas emisiones de óxidos de nitrógeno. Asimismo, se dispondrá un sistema de control para gestionar la producción de energía con la demanda que exista puntualmente. Con todo esto se conseguirá un ahorro mínimo del 10 por ciento sobre los consumos actuales.

“El Hospital de Manzanares está respondiendo a las expectativas de un centro de sus características”, explicó Fernández Sanz, junto al alcalde de Manzanares, Julián Nieva, y el gerente del Área Integrada, Pablo Aguado, tras poner en valor el trabajo en red que se está haciendo en el centro hospitalario, ya que aquí se atienden pacientes de Ciudad Real, Toledo y Villarrobledo.