Lanza Digital

Más de 300 bolilleras en las bodas de plata del encuentro de encaje

Más de trescientas bolilleras han desplegado este sábado sus bártulos en la calle Empedrada para celebrar las bodas de plata del Encuentro de Encaje de Manzanares. Tradición y arte han estado muy presentes en una jornada de convivencia que cada año es más intergeneracional.

Pese a las previsiones de lluvia, el tiempo ha respetado a estas guardianas de la costumbre popular durante toda la mañana. Veintidós pueblos han estado representados en el encuentro, donde además de vecinas de Membrilla, Torralba de Calatrava o Ciudad Real, también han estado gentes de Toledo, Madrid y Málaga.

El esfuerzo por conservar la historia y la tradición

Julián Nieva y Beatriz Labián en el XXV Encuentro de Encaje de Bolillos de Manzanares / N. V.

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, ha destacado el trabajo realizado por las cuatro asociaciones organizadoras en este veinticinco aniversario, por las Amas de Casa, Encrucijada de La Mancha, Filigrana y los vecinos del Barrio del Río. De hecho, este año el Ayuntamiento ha sumado una comida popular en el recinto de Fercam al evento.

Acompañado de la concejala Beatriz Labián, el primer edil ha puesto en valor el encaje de bolillos, como “tradición, cultura y arte en sí mismo”. En esta actualidad “en la que vamos a lo barato, a lo mecanizado”, el encaje de bolillos elaborado por las artesanas manchegas es “la historia, el esfuerzo, la dedicación”.

Por todo ello, el comité organizador ha homenajeado este año a Teresa Horcajada y María Dolores Miñano por su contribución al mantenimiento de la tradición en Manzanares y por haber puesto en marcha este encuentro. También han recordado que la asociación Encrucijada de La Mancha recibió el año pasado el Premio Nacional de la Moda por parte de la Asociación de Jóvenes y Nuevos Diseñadores Españoles.

Por su parte, el comité organizador ha aludido a la gran implicación de colectivos de encajeras de toda España en este encuentro que por solicitudes podría haber llegado a casi las 400 personas. Con más de un hombre y alguna niña localizada a lo largo de las mesas, las asociaciones han reconocido que la gente joven cada vez está más implicada en perpetuar la tradición para juegos de sábanas, pañuelos o abanicos.

Las pioneras del encaje en Manzanares

Teresa Horcajada ha sido pionera del encaje de bolillos en Manzanares / N. V.

Después de dar a conocer el encaje de bolillos internacionalmente sería imposible que los vecinos lo olvidaran y entre las pioneras ha estado Teresa Horcajada, que aprendió la tradición de su madre y que cuando rozaba la treintena lo retomó dispuesta a dar a conocer la labor a gentes de toda la Unión Europea.

Después de enseñar el encaje manchego a gentes de Bélgica, Francia o Dinamarca, Teresa Horcajada celebra con orgullo que sus alumnas sean hoy en día profesoras y que el encuentro de bolilleras esté tan consolidado.