Gran expectación en la apertura del Museo Ignacio Sánchez Mejías

Noemí Velasco Manzanares
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, están acompañados de la familia del matador / N. Velasco

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, están acompañados de la familia del matador / N. Velasco

Emiliano García-Page, José Manuel Caballero y Julián Nieva han acompañado este jueves a la familia de Ignacio Sánchez Mejías en la inauguración de un museo dedicado a su memoria en Manzanares. La inauguración ha generado una gran expectación entre el mundo del toro y la cultura, tanto que ha reunido a más de cien personas entre toreros, representantes de asociaciones taurinas y numerosas autoridades políticas

La ciudadanía de Manzanares, autoridades públicas y familiares han inaugurado este jueves el Archivo-Museo Ignacio Sánchez Mejías de Manzanares, un espacio para la memoria, el recuerdo y la investigación que incluye más de 1.000 documentos expuestos y clasificados sobre este polifacético hombre que tuvo un papel protagonista en los círculos culturales de la España de los años 20 y 30.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el consejero de Educación, Ángel Felpeto, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, han estado acompañados en la Casa de Malpica de la familia de este matador que murió en 1934 tras una cornada mortal en la plaza de toros de la ciudad.

Emiliano García-Page coge a Paloma Recasens (nieta de Ignacio Sánchez Mejías), junto a José María Barreda y José Manuel Caballero

Emiliano García-Page coge a Paloma Recasens (nieta de Ignacio Sánchez Mejías), junto a José María Barreda y José Manuel Caballero

Emocionado con el recibimiento, al paso de los versos de Federico García Lorca y los arpegios de una guitarra, Emiliano García-Page ha defendido en Manzanares la importancia de conservar la memoria de un pueblo y de arropar la cultura, porque es el “alma del país”, la primera “seña de identidad” de los castellano-manchegos, junto a Cervantes.

Frente a los que “han querido reescribir la historia y borrar la memoria”, en clara referencia al independentismo catalán, el presidente de Castilla-La Mancha ha aplaudido que el Archivo Ignacio Sánchez Mejías contribuya a dar testimonio documental del pasado, a través de un hombre que, en palabras de Ángel Felpeto, “trasciende de lo taurino para caer de lleno en la cultura”.

En medio del debate con los animalistas, el presidente del Ejecutivo regional ha confesado su afición por la tauromaquia, pero ha considerado que nadie debe permanecer impasible ante este mundo, que, a su juicio, “en España está muy entrelazado con la cultura”, no sólo por inspirar obras de la literatura o la pintura, sino porque “bebe de las fuentes de la cultura popular y de la tradición del país”.

El PIB de Castilla-La Mancha crecerá por encima de la media

Emiliano García-Page, Julián Nieva, José Manuel Caballero y Carmen Teresa Olmedo, junto al resto de la Corporación de Manzanares / N. V.

Emiliano García-Page, Julián Nieva, José Manuel Caballero y Carmen Teresa Olmedo, junto al resto de la Corporación de Manzanares / N. V.

La nación más antigua de Europa, con “el museo al aire libre más importante del planeta”, junto a Italia, debe apoyar la cultura, más cuando está directamente relacionada con el turismo. Por eso, García-Page ha defendido el aumento de la inversión pública, porque “asienta empleo localizado y frena la despoblación”.

En este sentido, el presidente autonómico ha hecho referencia a la previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) que ha elaborado el Centro de Predicción Económica (CEPREDE) y que sitúa a la región como una de las cuatro comunidades autónomas que crecerán por encima de la media este año. A su juicio, la industria cultural tiene que ser uno de sus pilares, porque “democratiza” la generación de riqueza.

Asimismo, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, ha agradecido el “mecenazgo” realizado por la familia de Ignacio Sánchez Mejías durante décadas a la cultura y ha prometido colaborar con el Ayuntamiento para dar a conocer este espacio entre la comunidad escolar y los gestores culturales.

Caballero aplaude la “potente oferta cultural” de Manzanares

Emiliano García-Page, José Manuel Caballero y Julián Nieva contemplan los detalles del Archivo Ignacio Sánchez Mejías / N. V.

Emiliano García-Page, José Manuel Caballero y Julián Nieva contemplan los detalles del Archivo Ignacio Sánchez Mejías / N. V.

A pocos metros de los treinta relojes paralizados en las cinco de la tarde, el presidente de la Diputación también ha puesto en valor la relevancia de conservar la “memoria”, los hechos que han marcado el futuro de España, y de reivindicar “la cultura y el mundo del toro, sin tapujos, porque también forma parte de nuestro pasado y nuestro presente”.

Fascinado con la figura de Ignacio Sánchez Mejías, puesto que no encontraría en la actualidad alguien similar que reuniera tantas cualidades y capacidades, José Manuel Caballero además ha abogado por “eliminar estereotipos” ligados a la cultura y al toro. “España es tan rica y compleja que no se podría definir con solo una palabra, haría falta un diccionario entero”, ha expresado Caballero, y quizá por eso la vida del diestro era tan diversa.

Asimismo, el presidente de la Diputación ha celebrado la “potente oferta cultural” de Manzanares, que está en un lugar “privilegiado de comunicaciones” y que además cuenta con un “rico patrimonio gastronómico y ligado al vino”. El número de pernoctaciones y viajeros arrojó muy buenos datos en la provincia de Ciudad Real en 2017 y a juicio de Caballero, Manzanares también contribuyó a esa tendencia, porque “la acción del Equipo de Gobierno ha sabido aprovechar todas sus potencialidades”.

Nieva pone en valor el “mito” de Sánchez Mejías

Emiliano García-Page y Julián Nieva, junto a Paloma Recasens, descubren la placa del Archivo-Museo Ignacio Sánchez Mejías de Manzanares / N. V.

Emiliano García-Page y Julián Nieva, junto a Paloma Recasens, descubren la placa del Archivo-Museo Ignacio Sánchez Mejías de Manzanares / N. V.

Por su parte, el alcalde de Manzanares, ha puesto en valor la figura de Sánchez Mejías, como hombre que fue “dramaturgo, piloto, jinete, presidente del Betis, cronista y torero”, que a su juicio “merece ser reconocido, recordado y estudiado”. También ha manifestado su deseo de que el espacio recién inaugurado sea “un museo abierto y vivo”, que acerque investigadores y que promueva colaboraciones con todo tipo de entidades.

Con su muerte llegó el “mito” y Julián Nieva ha tenido muy presente el “llanto” que dedicó Federico García Lorca a su muerte, “una de las elegías escritas más emotivas”. “La cultura y la educación son las armas más poderosas para cambiar el mundo”, ha dicho el alcalde al parafrasear a Nelson Mandela. Por eso, el Ayuntamiento pretende enseñar al mundo el profundo “amor por las letras y la cultura que tuvo este hombre”.

El regidor de Manzanares ha destacado el ambicioso plan museístico que tiene el Ayuntamiento de Manzanares dentro de su apuesta por el turismo cultural, que pretende poner en valor la historia y los recursos locales. Al Museo del Queso Manchego y Museo Manuel Piña, que cuentan con miles de visitas, la ciudad suma ahora el nuevo archivo, que tendrá también acceso gratuito.

Además, Julián Nieva ha adelantado que el Ayuntamiento tiene en cuenta el proyecto de museo de la ciencia para los niños, diseñado por el científico manzanareño Julián Gómez-Cambronero, con el que la ciudad llegaría a tener una oferta museística singular en poblaciones de su tamaño. Emiliano García-Page ha prometido dar su apoyo.

La familia desea que el Archivo sea un “centro de investigación”

Emiliano García-Page, José Manuel Caballero, Julián Nieva y José María Barreda con la familia de Ignacio Sánchez Mejías / N. V.

Emiliano García-Page, José Manuel Caballero, Julián Nieva y José María Barreda con la familia de Ignacio Sánchez Mejías / N. V.

Para emociones las que sin duda ha tenido la familia de Ignacio Sánchez Mejías, su nieta Paloma Recasens, y catorce personas más, hasta un bebé de apenas unos meses de vida. Los familiares han tenido palabras de agradecimiento para Manzanares, la peña taurina y el Ayuntamiento, por “haber mantenido en vida la memoria de Ignacio Sánchez Mejías durante más de 80 años”.

Con los ojos vidriosos, Paloma Recasens ha destacado que los documentos tenían que ver la luz y ha reconocido que el trabajo realizado por Antonio Fernández Torres le ha hecho “querer mucho más la figura de Ignacio”. Ahora, el mayor deseo de la familia es que el museo de Manzanares no sólo sea un espacio “bonito”, sino “un centro de investigación, trabajo y estudio”.

La nieta de Ignacio Sánchez Mejías ha terminado su intervención con un consejo que dio a su madre su abuelo, “lean a los clásicos españoles”. “Si fuera así a España le iría mucho mejor”, ha concluido.

En la inauguración también ha estado el expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, el subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Juan José Jiménez Prieto, la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, el vicepresidente de la Diputación David Triguero y representantes de la Corporación municipal.

Fotografías, proyecciones, cartas y recortes de prensa

Con alrededor de 100 documentos expuestos y otros 900 archivados para investigación en 400 metros cuadrados de espacio, el museo va más allá del capote y la montera, para profundizar en la Edad de Plata de la cultura española. El Museo-Archivo Ignacio Sánchez Mejías ofrece un viaje a principios del siglo XX, con un protagonismo especial concedido a la Generación del 27.

Al entrar al museo, el tiempo queda detenido a las cinco de la tarde. Treinta relojes aparecen suspendidos en el aire en el patio de luces de la Casa de Malpica para recordar la fatídica cornada mortal que sufrió Ignacio Sánchez Mejías el 11 de agosto de 1934 en la plaza de toros de la ciudad.

Después, el “llanto” de Federico García Lorca por su muerte recorre las paredes de la galería para crear la atmosfera necesaria para viajar a principios del siglo XX de la mano de proyecciones, audios, objetos personales, cartas, fotografías y recortes.

El poeta de los oprimidos no fue el único que tuvo relación con Ignacio Sánchez Mejías, que también estuvo en contacto con María Zambrano, Jacinto Benavente o Miguel de Unamuno.

Entre los documentos más interesantes aparece la correspondencia sobre el encuentro de poetas que promovió Ignacio Sánchez Mejías en Sevilla en el homenaje a Luis de Góngora por el 300 aniversario de la muerte, el manuscrito del poema que Rafael Alberti dedicó a ‘Joselito’ o el último capítulo de ‘La amargura del triunfo’, la novela taurina que escribió el diestro.