Miguel Ramírez: “IU ha demostrado que es una fuerza política responsable, necesaria y útil”

Noemí Velasco Manzanares
Miguel Ramírez, candidato de IU a la alcaldía de Manzanares en las elecciones municipales del 26 de mayo / N. V.

Miguel Ramírez, candidato de IU a la alcaldía de Manzanares en las elecciones municipales del 26 de mayo / N. V.

Candidato a la alcaldía por Izquierda Unida en Manzanares, Miguel Ramírez concurre a las elecciones dispuesto a rentabilizar en votos la experiencia de gobierno en los últimos tres años tras el acuerdo con el Partido Socialista. Ramírez considera que la presencia de IU en el Equipo de Gobierno ha sido clave para lograr "la mejor transformación en positivo para Manzanares en el menor tiempo posible". El partido valedor de la "izquierda real y transformadora" presentará una lista con caras jóvenes y un programa que pondrá el foco en la participación

Veterano en Izquierda Unida a nivel provincial y militante de base desde que apareció por primera vez en una lista electoral en 1987, Miguel Ramírez repite por tercera vez como candidato a la alcaldía de Manzanares tras haber demostrado en los últimos tres años la capacidad para asumir competencias de gobierno.

Con la “ilusión de siempre e incluso más” tras el acuerdo con el Partido Socialista de Julián Nieva que le llevó a sumir las competencias de Seguridad Ciudadana, Vivienda o Participación, Ramírez concurrirá a las elecciones del 26 de mayo como representante de la “izquierda real y transformadora” en Manzanares, decidido a inclinar de nuevo la balanza.

Valoración positiva tras formar parte del Equipo de Gobierno

Lejos de considerar que el pacto con el PSOE puede hacer mella en su electorado, Ramírez hace una valoración muy positiva de los últimos años, “en los que IU ha contribuido de forma seria y responsable a la estabilidad” en el Ayuntamiento. El candidato considera que la presencia de IU ha sido evidente en la acción de Gobierno, “que ha profundizado en las políticas sociales, de igualdad y transformación urbana”.

Desde la perspectiva de Ramírez, IU ha sido en los últimos años el “corazón rojo” del Equipo de Gobierno, que ha conseguido, como señaló en el último pleno, “la mejor transformación en positivo para Manzanares en el menor tiempo posible”. Por ello, el candidato está convencido de que el “buen clima” de Gobierno y los resultados de sus políticas serán positivos para IU y PSOE, de manera que reforzarán el voto dentro la izquierda.

En este caso, Izquierda Unida no presenta una hoja de servicios desde la oposición, sino un balance de gobierno. Así pues, Miguel Ramírez destaca que “IU ha demostrado que es una fuerza política responsable, necesaria y útil”, que ha sido clave para avanzar “en políticas sociales, igualdad, empleo, recuperación de la ciudad y las personas”. “IU es una fuerza de gobierno en la que se puede confiar”, añade.

Caras nuevas y gente joven en la lista

La lista de Izquierda Unida está casi terminada. Ahora bien, Miguel Ramírez adelanta algunas pistas a Lanza. IU ha incorporado a nuevas caras y “personas independientes que comparten el ideario político”. Además de ser una lista paritaria de acuerdo con su modelo organizativo, la formación ha incluido en los primeros cinco puestos, que constituyen el equipo de trabajo principal, a personas menores de 25 años, que dan “un impulso joven y renovador”.

Apuesta por la participación

A pesar de que la acción de gobierno llevada a cabo en los últimos años deja poco margen de maniobra para “propuestas estrella” en el programa electoral, debido a que ha sentado las bases para la ampliación de la residencia de mayores, el desarrollo de la ciudad deportiva en los antiguos silos del grano o la construcción de un nuevo pabellón polideportivo, el programa de IU centrará su atención en algunas áreas como la participación ciudadana.

Así pues, Miguel Ramírez destaca que “si dependiera de nosotros, la nueva corporación que salga de las urnas debería preparar los cauces para unos presupuestos participativos”. El también concejal reconoce que le hubiera gustado que este año, el presupuesto municipal hubiera incluido ya una partida que contemplará procesos participativos, aunque las constricciones económicas lo han impedido.

Asimismo, Miguel Ramírez señala que el programa “reforzará y profundizará en cuestiones de igualdad y empleo”. El candidato apunta el interés de IU por consolidar “un modelo de ciudad sostenible, integradora y saludable”.

Desencuentro con Podemos y Equo

Tras el desencuentro que existió con miembros de Podemos -que abandonaron hace unos días el partido- y Equo hace cuatro años, la confluencia tampoco ha sido posible para estas elecciones en Manzanares. Ramírez recuerda que ni siquiera la campaña electoral conjunta que hubo en las Elecciones Generales del 26J de 2016 sirvieron para mantener el clima de entendimiento.

En las pasadas elecciones la construcción de Ganemos Manzanares no llegó a termino y los desencuentros han ido en aumento a lo largo de la legislatura. La plataforma que aglutinó las fuerzas de la izquierda transformadora al margen de IU fue la Asamblea Ciudadana de Manzanares, que optó por una oposición “muy crítica” con el Equipo de Gobierno y con la entrada de Miguel Ramírez al mismo.

Por ello, Miguel Ramírez destaca que no se han dado las “condiciones” para un “clima normal de unidad”. Tras aludir a diferentes en “formas y políticas de fondo”, Miguel Ramírez señala que lo más “honesto” con la ciudadanía ha sido crear candidaturas al margen, para evitar una “falsa unidad popular”.

IU espera repetir un nuevo “gobierno a la izquierda”

Seis fuerzas políticas concurrieron en las pasadas elecciones y si no hay cambios otras seis lo harán este 2019: PSOE, PP, IU, ACM, UPyD-UCIN y Cs. Miguel Ramírez valora de forma positiva esta situación, “porque enriquece la democracia local”, y admite que “el clima de pluripartidismo es sano”.

Además, Ramírez se atreve a hacer pronósticos y prevé una dispersión del voto de la derecha entre PP, Cs y UPyD-UCIN, y un aumento de votos para el PSOE entre el electorado del centro. En 2015, 1.600 votos fueron para la izquierda transformadora, y Miguel Ramírez considera que este margen crea “un campo interesante de estrategia política” y asegura a Lanza que “otro acuerdo de gobierno a la izquierda sería positivo para Manzanares”.