Patrimonio y tradición en la Semana Santa de Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Paso procesional en una calle paralela a las vías de ferrocarril en la Semana Santa de Manzanares / N. V. (archivo)

Paso procesional en una calle paralela a las vías de ferrocarril en la Semana Santa de Manzanares / N. V. (archivo)

La Semana Santa de Manzanares combina la exaltación de su patrimonio religioso, que incluye una de las mayores representaciones del imaginero Luis Ortega Bru, con tradiciones centenarias como la peregrinación de fieles a la ermita del Cristo de las Agonías de cada Viernes Santo. Entre las novedades, destaca el acompañamiento musical en tres formatos diferentes que tendrá la Procesión del Silencio, donde procesionará por primera vez el estandarte del 75 aniversario de la llegada de la imagen de Jesús del Perdón

Las imágenes suben engalanadas con los nuevos mantos bordados en oro en las carrozas, los cofrades suman faroles y piezas de orfebrería para iluminar las calles impregnadas de incienso y los fieles preparan sus rezos para acompañar el lento caminar de braceros y costaleros. Manzanares entra en la Semana Santa para la exaltación de su impresionante patrimonio religioso, en tallas, cruces, mantones, ermitas y tradiciones.

En procesiones con marcado carácter castellano, la ciudad hace gala de tener una de las mayores representaciones de obras del histórico imaginero Luis Ortega Bru, y de haber conservado en el tiempo costumbres como la peregrinación de fieles a la ermita del Cristo de las Agonías como aquel Viernes Santo de 1809 en el que los manzanareños pidieron clemencia a las tropas francesas acompañados del patrón Jesús del Perdón.

Al lado de las vías del tren, el paso de las piezas de orfebrería de la Virgen de los Dolores, elaborada por el artífice de la candelería de la Macarena en Sevilla, Manuel Seco, es una de las estampas más características de la Semana Santa de Manzanares; tanto como el caminar por la calle Virgen de la Paz de la carroza del Cristo de la Columna, con dos sayones con talla completa, desgarradora y dramática, una de las piezas más singulares e inconfundibles de Ortega Bru. Entre las imágenes, el retablo del altar mayor de la Ermita de la Vera Cruz obliga a la contemplación durante minutos, al igual que la escucha del Vía Crucis recitado por el grupo de teatro Lazarillo TCE el Miércoles Santo.

El presidente de la junta de hermandades de Pasión y de la Cofradía del Cristo de la Buena Muerte, Norberto Rodríguez, comenta que la parada en Manzanares está obligada para el turista amante del capillo y la túnica que pase esta Semana Santa por Ciudad Real, y por supuesto para el devoto, que disfrute con las marchas procesionales y también los oficios, “a los que no hay que olvidar asistir”. Además, las novedades de esta semana de Pasión demuestran el trabajo y el esfuerzo realizado por cientos de cofrades durante todo el año, y el deseo fervoroso por aumentar la vistosidad de cada estación de penitencia.

Novedades de la Pasión manzanareña

Con tres acompañamientos musicales diferentes, la salida de la Procesión del Silencio de Manzanares será una de las citas imprescindibles de la Semana Santa Manzanares. Tres agrupaciones musicales romperán el silencio en el caminar de la imagen de Jesús del Perdón, de Quintín de Torre y Berástegui: la Asociación Músico-Cultural Julián Sánchez-Maroto de Manzanares, la Agrupación Musical Santa Verónica de Membrilla y el coro Mansil Nahar.

Confeccionado y bordado en el Taller Virgen de la Salud de Alcázar de San Juan, el nuevo estandarte de la Hermandad de Jesús del Perdón por el setenta y cinco aniversario de la llegada de la nueva imagen a Manzanares saldrá además por primera vez en la Semana Santa. El diseñador Jesus Díaz Hellín ha bordado la pieza en oro fino sobre terciopelo morado y cuenta con la imagen de Jesús del Perdón pintada al óleo sobre lienzo por el manzanareño Pedro Miguel Perez Villegas. También, la Virgen de la Esperanza estrenará una nueva saya bordada y el San Juan Evangelista, que forma parte del nuevo Calvario, junto al Cristo de la Vera Cruz y la Misericordia, estrenará camisa.

El barrio de Divina Pastora presentará el busto del Cristo de la Salud

Fuera de las estaciones de penitencia, el presidente de la Cofradía del Cristo de la Buena Muerte de Manzanares destaca además la presentación del busto del nuevo Cristo de la Salud que pretende adquirir la Hermandad Ferroviaria del barrio de Divina Pastora. Con el sencillo acto preparado para el Viernes de Dolores, la hermandad marca un “punto de partida” para los actos que tendrán lugar en 2022, cuando cumpla el 75 aniversario de su fundación. En el programa de la Pasión, la hermandad adelanta que será una talla en madera de cedro real, elaborada por el joven imaginero criptanense Francisco Javier Muñoz Boluda, y que representará a Jesucristo despojado de sus vestiduras antes de subir al monte del calvario.