Rebeca Sánchez-Maroto: “todo el que no vote PP estará votando al PSOE”

Noemí Velasco Manzanares
Rebeca Sánchez-Maroto, candidata a la alcaldía por el PP en Manzanares / N. V.

Rebeca Sánchez-Maroto, candidata a la alcaldía por el PP en Manzanares / N. V.

El Partido Popular pretende canalizar todo el voto del centro derecha en Manzanares. La candidata a la alcaldía, Rebeca Sánchez-Maroto insiste en que en las elecciones municipales lo que importan son las personas. Presenta un programa marcado por la urbanización del polígono industrial del Sector 5, el desarrollo de planes de empleo ligados a la formación, la remodelación de La Pérgola y la reforma integral del centro ocupacional

En las elecciones municipales importa que la gente conozca a los candidatos más allá de las siglas. Rebeca Sánchez-Maroto, candidata a la alcaldía de Manzanares por el Partido Popular dice que viene “a trabajar por Manzanares” porque su medio de vida no es la política y presume con orgullo de programa y de lista, con gente joven y nuevas propuestas.

En las elecciones del 26 de mayo, el PP ondea la bandera del centro derecha. La candidata insiste en que el próximo 26 de mayo “solo hay dos opciones reales, o el PP o el PSOE”. Sánchez-Maroto destaca que “todo el que no vote PP estará votando al PSOE”, pues afirma que el resto de candidatos han mostrado su disposición a pactar con Julián Nieva.

La división del voto en la derecha se dejó notar el 28 de abril en Manzanares, ciudad donde Cs hasta arrebató la segunda posición al PP. Ahora, Rebeca Sánchez-Maroto asegura que “el Partido Popular se presenta a ganar con buenas expectativas”.

“Aquí no se vota a las siglas, se vota a los vecinos y nosotros presentamos una lista con personas válidas y queridas en Manzanares”, afirma, a la vez que asegura que el PP estará abierto a pactos siempre que las fuerzas “estén predispuestas a asumir nuestro programa”.

Una lista renovada y con gente joven

Abogada de profesión, asumió la presidencia del partido en 2017 y desde entonces ha capitaneado una intensa renovación, que se deja nota en la lista electoral. Rebeca Sánchez-Maroto señala que la lista del PP aparece “renovada, con gente joven, muy preparada y profesionales”.

Será la que lleven a las puertas de cada vecino y a los comercios, pues la candidata destaca que la campaña electoral está marcada por la cercanía. El objetivo de Rebeca Sánchez-Maroto es “atender las necesidades reales de la gente y recogerlas”, ahí reside a su juicio “el éxito de una campaña”.

Tan solo dos mujeres encabezan listas electorales en Manzanares y Rebeca Sánchez-Maroto muestra su orgullo de que el Partido Popular haya confiado en ella. “Estamos tan acostumbrados a que la izquierda sea la abanderada de la igualdad, pero sin embargo el partido que apuesta por una mujer es el representante del centro derecha”, añade.

Captación de empresas y planes de empleo

El empleo y el desarrollo empresarial marca el programa electoral con el que el Partido Popular concurre a las elecciones. Rebeca Sánchez-Maroto destaca que “es la principal preocupación de los vecinos”, por lo que incluyen un buen número de medidas de promoción económica, incluido el desarrollo del polígono industrial del Sector 5.

Tras la cesión de terrenos por parte de la Junta de Comunidades durante la etapa de María Dolores de Cospedal, la candidata lamenta que “el proyecto haya estado guardado en un cajón” con Julián Nieva. “Tenemos los metros y el proyecto de urbanización”, por lo que el PP promete ponerlo en marcha.

De forma paralela, el PP contempla la puesta en marcha de un programa de captación de empresas para lograr “un empleo estable y de calidad”. Ahora bien, Sánchez-Maroto asegura que continuarán los planes de empleo municipales, eso sí, “bajo el espíritu de las escuelas taller”.

Como novedad, el programa del PP incorpora “planes de empleo en colaboración con las empresas”. Rebeca Sánchez-Maroto indica que la intención es que el Ayuntamiento apoye la contratación de personas en empresas, que aprenderán un oficio y que tendrán más posibilidades de empleabilidad una vez terminado el periodo.

Consciente de los “momentos durísimos” que sufre el comercio, Sánchez-Maroto indica que el programa contempla una línea para ayudar a los pequeños empresarios en el alquiler y campañas de sensibilización al estilo del ‘En plaza Manzanares’. Las empresas locales también tendrán cabida en ferias como la del queso, que quieren recuperar.

Remodelación de La Pérgola y el entorno del Gran Teatro

Tres grandes proyectos marcan la política de urbanismo. Rebeca Sánchez-Maroto indica que el programa contempla la reconversión de La Pérgola en una “plaza amplia” que conecte los Paseos del Río con la Isla Verde, y que incorpore terrazas, un parque infantil, zona de sombras, aparcamientos y espacio para eventos.

Asimismo, el PP suma la creación de un cinturón verde con carriles bicis y zonas para correr en un “entorno adecuado y seguro”; aparte de la peatonalización y reordenación del tráfico en el entorno del Gran Teatro, como “espacio de ocio”, medida compartida por la mayoría de las fuerzas políticas.

Adquirida durante la pasada legislatura, el PP también pretende rehabilitar la Fábrica de Harinas a través de los planes de empleo y de subvenciones de la Unión Europea. Por su parte, la Casa Josito si gobierna Sánchez-Maroto pasará a “formar parte del Ayuntamiento”, para dar “dignidad a los trabajadores y usuarios”, ya que el actual se ha quedado pequeño”.

De servicios sociales a los museos

La transparencia está de moda y el Partido Popular promete activar el portal, y además mantendrá el apoyo al Centro de la Mujer, para que sea “más abierto”, según indica Sánchez-Maroto, a través de acciones como la puesta en marcha del Aula Mentor en la pasada legislatura. Aparte, habrá medidas contra la violencia de género.

Los servicios sociales cuentan y el PP incorpora una “reforma integral de las instalaciones del centro ocupacional”. Sánchez-Maroto recuerda que la única inversión en este centro fue en el pasado mandato, cuando habilitaron un gimnasio y sala de curas. También pondrán en marcha un aula para mayores de 50 años y pondrán vehículos adaptados.

Abierto en la anterior legislatura, el PP potenciará el Museo del Queso Manchego y trabajará para hacer del Museo Manuel Piña “referencia nacional de la moda”. También proponen un nuevo museo de arte moderno y contemporáneo que dé cabida a las obras que tiene el Ayuntamiento.

Sin subir impuestos

Y todo lo harán sin subir impuestos. Rebeca Sánchez-Maroto asegura que incluso “revisarán y bajarán todos los impuestos y tasas posibles”. La líder popular afirma que las subidas que hubo en la pasada legislatura estuvieron contextualizadas en un “periodo de crisis” y tras recibir un “ayuntamiento ruinoso”.