Rodríguez aspira a consolidar la presencia de Bodegas Yuntero en los foros del vino y a reforzar el embotellado

Noemí Velasco Manzanares
Felipe Rodríguez, nuevo presidente de la Cooperativa Jesús del Perdón-Bodegas Yuntero de Manzanares / N. V.

Felipe Rodríguez, nuevo presidente de la Cooperativa Jesús del Perdón-Bodegas Yuntero de Manzanares / N. V.

Presidente de la Cooperativa Jesús del Perdón-Bodegas Yuntero de Manzanares desde la semana pasada, Felipe Rodríguez avanza a Lanza sus principales líneas de trabajo. Recibe la cooperativa en su mejor momento, con una facturación de 61 millones de euros en el pasado ejercicio y con un récord de producción de 146.000 kilos de uva en la campaña 2018. El foco está puesto en reforzar la línea de embotellado, para la que ya han empezado las obras en la cooperativa, y aumentar la presencia en los foros del vino. No descarta fusiones siempre que sean positivas, demuestra interés por el enoturismo y avanza una nueva marca de vinos

La consolidación de una línea de embotellado de calidad y el aumento de la presencia en los organismos relacionados con el mundo del vino marcarán las líneas de acción de la Cooperativa Jesús del Perdón-Bodegas Yuntero de Manzanares para los próximos años. Recién elegido presidente por la asamblea general de socios, Felipe Rodríguez desgrana a Lanza sus retos para el futuro próximo.

Cuatro años como tesorero de la cooperativa acumula Felipe Rodríguez, que consiguió el apoyo unánime del consejo rector de la cooperativa para presentar su candidatura a la presidencia tras la negativa de Félix Cano a repetir, a pesar de que “por sorpresa” cambió a última hora de opinión. Es la primera vez en la historia de la cooperativa que un aspirante le quita el puesto al antiguo presidente, y lo hizo con el respaldo de una amplia mayoría en la asamblea.

Agricultor de profesión, Rodríguez recuerda que su abuelo ya fue tesorero en la antigua cooperativa El Progreso de Manzanares, que posteriormente absorbió Jesús del Perdón, y su padre siempre fue socio de esta segunda como viticultor. El nuevo presidente siempre ha confiado en el cooperativismo, siempre ha llevado su uva y cereal a Jesús del Perdón y compra los productos fitosanitarios en su departamento comercial.

El vino embotellado en el foco de trabajo

Con una facturación de 61 millones de euros en el último ejercicio y un plan de inversiones para 2019 de más de 10 millones de euros, el reto para Felipe Rodríguez al frente de Bodegas Yuntero es considerable, pues recibe la cooperativa en su mejor momento. El timón de la segunda cooperativa con más producción de toda España lo afronta con “humildad, trabajo, cercanía con los estamentos públicos y con los agricultores”.

Líneas de acción en esta empresa con alrededor de 60 trabajadores hay muchas, aunque Rodríguez pone el foco de cara a los próximos años en la consolidación del “vino embotellado de calidad en la cooperativa”. Con una producción superior a los 100.000 kilos de uva, que llegó en la pasada campaña a los 146.000, el granel no va a dejar de ser importante, y más cuando Bodegas Yuntero ha sobresalido por sus “graneles a la carta de gran calidad”, muchos de los que acaban en Alemania, Francia o Italia.

Ahora bien, la cooperativa hará uso de su gran red de comerciales para incrementar la venta de vino embotellado y pegar así un salto en calidad. De hecho, en estos momentos están en marcha las obras de una nueva embotelladora en una superficie de 4.500 metros cuadrados, con dos líneas de embotellado, y que podrían estar finalizadas en mayo. En el antiguo espacio de la nave de cereales habrá una línea de bag in box a medida.

Presencia en foros del vino y posibilidad de fusiones

Felipe Rodríguez ante el letrero de Yuntero / N. V.

Felipe Rodríguez ante el letrero de Yuntero / N. V.

El otro gran objetivo de Felipe Rodríguez es aumentar la presencia de la cooperativa en todos los organismos relacionados con el mundo del vino: la Unión de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, los servicios financieros, la Consejería y el Ayuntamiento. El presidente destaca que Bodegas Yuntero “tiene que estar en todos los sitios” y “tiene que reforzar su relación con los estamentos públicos”. Con 840 socios, Manzanares y Bodegas Yuntero van de la mano, pues la cooperativa”, fija personas a esta tierra.

Tras el intento de fusión que hubo hace unos años con la Cooperativa Virgen de las Viñas de Tomelloso, Felipe Rodríguez confiesa que no descartan acuerdos de este tipo, “siempre que sean buenos para ambas partes”. El agricultor insiste en la importancia de conseguir una bodega fuerte y habla de “otra forma de fusión”, la que se consigue con socios llegados de otros pueblos y de otras provincias. También asegura a Lanza que ha habido conversaciones con la Cooperativa Santa Catalina de La Solana y prevé que puede haber un nuevo “acercamiento” entre las dos cooperativas, ahora que han renovado sus direcciones.

Otras inversiones

Asimismo, el plan de inversiones introduce importantes novedades como la construcción de una nueva tienda en el corazón de la cooperativa, que promoverá el enoturismo y al mismo tiempo facilitará la venta de vinos de forma accesible a la red de comunicaciones en las cercanías de las autovías A-4 y A-43. En la actualidad, casi todas las semanas la cooperativa recibe visitas y en unos meses habrá una tienda diseñada con gusto, con amplia variedad de vinos en exposición y sala de catas atendida por un especialista.

La asamblea general aprobó el plan de inversiones para 2019, por lo que las partidas están fijadas y en muchos casos vinculadas a fondos Focal -para el fomento de la calidad agroalimentaria- o Vinati -en el sector vitivinícola-, pero Felipe Rodríguez da algunas pistas a futuro. El presidente señala que probablemente habrá que incorporar una nueva báscula y zona de descarga, además de un nuevo jaraíz para tinto y blanco, si la cooperativa desea mantener el crecimiento.

Asimismo, está pendiente la construcción de una segunda nave de tinajas, que complete la primera parte que cuenta con 666 piezas. Puesto que los socios de la cooperativa han aumentado su interés por el cultivo de frutos de cáscara, como la almendra o el pistacho, Felipe Rodríguez no descarta incorporar novedades en este sentido, al igual que una almazara para aceituna.

Nueva línea chardonnay en un año difícil

De conseguir unos resultados netos de más de 400.000 euros, la Cooperativa Jesús del Perdón ha pasado a un año con el precio del vino por los suelos. A Felipe Rodríguez le tranquiliza que “casi el 90 por ciento del vino de esta campaña está vendido y casi el 60 por ciento retirado”, pero los precios “no son buenos”. El año pasado hubo superproducción mundial, también en Francia e Italia, de manera que ha costado vender, por lo que en este curso la liquidación será menor. Con respecto a la próxima campaña, las altas temperaturas y la posibilidad de heladas tardías, también causan preocupación.

En cuanto a las novedades de vinos, Felipe Rodríguez avanza a Lanza que Bodegas Yuntero mantendrá el ‘Viognier’, que tantas alegrías ha dado, y este año incorporará una nueva línea chardonnay con pase de madera dentro de la marca ‘Yuntero’. El presidente señala que existen “muchas esperanzas” puestas en este vino, pues esperan “otro campanazo”, como fue en su momento del mosto parcialmente fermentado ‘Poética’.