Rosa Romero dice que Castilla-La Mancha tiene que ser “el muro de contención” frente a Pedro Sánchez

Noemí Velasco Manzanares
Rosa Romero, con Miguel Ángel Rodríguez y Rebeca Sánchez-Maroto, en Manzanares / N. V.

Rosa Romero, con Miguel Ángel Rodríguez y Rebeca Sánchez-Maroto, en Manzanares / N. V.

La diputada nacional tachó de "bochorno" el pleno de constitución del Congreso con la presencia de los políticos independentistas presos en los escaños. Rosa Romero, que acompañó a Rebeca Sánchez-Maroto en un acto de campaña con familias, consideró que Meritxell Batet "está tardando" en suspenderlos

La diputada nacional Rosa Romero pidió este jueves el voto para el Partido Popular en Manzanares para que Castilla-La Mancha y Manzanares sean “el muro de contención” a las políticas de Pedro Sánchez. La líder popular tachó de “bochorno” el pleno de constitución del Congreso con los políticos presos independentistas sentados en los escaños.

Acompañada de Rebeca Sánchez-Maroto, candidata a la alcaldía, y Miguel Ramírez, candidato a las Cortes regionales, Rosa Romero dijo que la presidenta del Congreso “está tardando” en la suspensión de los políticos presos. Además, acusó a Meritxell Batet de “consentir” y al PSOE de “callar” ante las “barbaridades” que dijeron en el acatamiento de la Constitución Española, que, a su juicio, “no se ajustaron a la fórmula”.

Durante un acto de campaña con familias en el Parque del Polígono, Rosa Romero destacó que “el domingo es muy importante”, más después de lo que pasó el 28 de abril, porque está “en peligro” la unidad de España y porque Sánchez pretende gobernar, según el PP, como lo ha hecho en los últimos meses, con los independentistas.

“Manzanares se juega su futuro, que tenga una alcaldesa y un equipo que se preocupe de verdad por los problemas reales de las personas y los vecinos”. La diputada nacional también consideró “acertado” el acto con las familias porque “pone la diana en nuestras políticas de familia”, muy importantes para el partido, como muestra la propuesta de crear una consejería específica en Castilla-La Mancha.

El PP pretende reeditar el triunfo de 2011 en Manzanares

Por su parte, el candidato a las Cortes hizo referencia al compromiso del candidato a la presidencia de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, con la ciudad. En Manzanares, el PP quiere “reeditar” el triunfo de 2011, que según el PP, dio lugar a “los mejores momentos en la historia de Manzanares”.

Así, Miguel Ángel Rodríguez pidió “un préstamo de confianza en el PP”, porque está seguro de que Sánchez-Maroto lo devolverá “con trabajo, esfuerzo, ilusión, para que Manzanares vuelva a ser la ciudad próspera que siempre fue y que nunca debió dejar de ser”.

A juicio del Partido Popular, en los años de Emiliano García-Page en el Gobierno de Castilla-La Mancha, Ciudad Real ha sido la provincia “más castigada”, y según Rodríguez, lo mismo ha pasado en Manzanares, que pese a que “siempre ha sido motor económico de la comarca” hoy pierde población y cierran empresas.

Sánchez-Maroto dice que el PP “crece ante la adversidad”

Mientras que repartía pulseras, globos y caramelos, Rebeca Sánchez-Maroto aprovechó para criticar que el alcalde, Julián Nieva, impidiera la celebración del acto de campaña en la Plaza de la Constitución y que luego denegara la instalación de un castillo hinchable en el Parque del Polígono.

Sin caer en el desánimo, la candidata a la alcaldía destacó que el PP “crece ante la adversidad”. “Hace unos meses escuchamos a Nieva decir que no había PP en Manzanares, que estábamos rotos, y ahora ha descubierto el error y se ha puesto nervioso”, señaló, tras lamentar que tampoco han tenido espacios en la televisión municipal en los últimos meses “con la excusa de que está en pruebas”.

Así pues, Rebeca Sánchez-Maroto indicó que el PP seguirá en su empeño hasta este viernes, cuando termina la campaña, para convencer a los vecinos de que pueden construir “un futuro mejor para Manzanares”.