Sánchez-Maroto asegura que el PP hará “una verdadera oposición” en Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Rebeca Sánchez-Maroto, candidata a la alcaldía por el PP en Manzanares / N. V.

Rebeca Sánchez-Maroto, candidata a la alcaldía por el PP en Manzanares / N. V.

El Partido Popular quedó lejos de cumplir sus expectativas en la noche electoral del 26 de mayo. Rebeca Sánchez-Maroto reconoce que los resultados no fueron los esperados, aunque resalta que el PP gana un 20% de apoyos con respecto a las generales de hace un mes. Ahora promete una "oposición responsable y constructiva"

El Partido Popular no tuvo una buena noche electoral en Manzanares, donde consolidó su puesto como principal partido de la oposición, pero quedó lejos de cumplir las expectativas. La candidatura encabezada por Rebeca Sánchez-Maroto bajó en 838 votos y perdió un concejal en la Corporación.

En el día después del 26-M, Rebeca Sánchez-Maroto ha reconocido a Lanza que no obtuvieron los resultados “esperados”, aunque ha destacado que el partido “ganó un 20% de apoyos con respecto a las elecciones generales”. En las elecciones generales del pasado 26 de abril, el PP quedó en tercera posición con 2.192 votos en Manzanares.

La división de la izquierda es el principal motivo que señala la presidenta del Partido Popular al establecer las causas de la caída en las urnas. Cabe destacar que la derecha formada por PP, Cs y Vox sumó en las elecciones generales 5.756 votos en Manzanares. Sin embargo, Cs tiene también una debacle y ni siquiera consigue representación.

Sánchez-Maroto promete una “oposición constructiva”

Tras dar la enhorabuena al PSOE, Sánchez-Maroto ha destacado que desde el Partido Popular aceptan los resultados y a partir de ahora trabajarán para hacer “una verdadera oposición”. Así pues, considera que en los últimos años no ha existido porque IU y ACM, en connivencia con el Partido Socialista, han realizado “la oposición de la oposición”.

De hecho, la presidenta del PP ha valorado que a Izquierda Unida “le ha pasado factura el apoyo de Miguel Ramírez al convertirse en el noveno concejal del Partido Socialista”. De ACM-EQUO también ha hablado, formación que, a su juicio, era “la marca blanda de Podemos” y que “se ha desinflado” al igual que el partido a nivel nacional.

A pesar de los resultados, Rebeca Sánchez-Maroto ha considerado que el PP tenía “un buen equipo y un buen proyecto”, por lo que ha prometido desarrollar “una oposición responsable y constructiva” para buscar lo mejor para Manzanares desde el centro derecha.

El PP no contempla cambios en sus filas

Tras las continuas dimisiones que tuvo en el mandato que recién acaba el PP, Rebeca Sánchez-Maroto en cambio ha señalado a Lanza que no cree que haya cambios. “No somos de los que abandonamos el barco”, ha indicado, por lo que las seis personas que pasarán a formar parte de la Corporación tienen la intención de seguir hasta el final.

Los concejales que pasarán a formar parte de la Corporación, aparte de Rebeca Sánchez-Maroto, son Miguel Bautista, Mayte Cendrero, Alfonso López-Villalta, Inmaculada Jiménez y María José Aranda. Tres serán nuevos en el Ayuntamiento.

En este sentido, Sánchez-Maroto ha asegurado que “en los últimos meses el Partido Popular de Manzanares se ha hecho fuerte”, por lo que pretenden crecer. Para el próximo mes tienen prevista la organización de un congreso de Nuevas Generaciones, que quieren tener incidencia en Manzanares.

Con respecto a la mayoría absoluta del PSOE en Manzanares y la intención del partido de iniciar “un nuevo ciclo de 28 años”, Rebeca Sánchez-Maroto ha considerado que a la ciudad le va a costar avanzar, porque “gobiernan a base de planes de empleo, que son sus votantes, y así desaparece la iniciativa privada, el empleo de calidad y la prosperidad”.

Además, la líder popular ha aprovechado para pedir al alcalde electo, Julián Nieva, que haga públicos los datos de “deuda viva” y ha pronosticado “una modificación de crédito urgente”.