Lanza Digital

Vinícola de Castilla prevé una campaña “positiva” para todo el sector vitivinícola

Con la maquinaria de recolección en funcionamiento desde hace diez días, Vinícola de Castilla prevé una campaña de la vendimia “positiva” para todo el sector vitivinícola, por la excelente calidad de la uva y la relación de precios.

El gerente de la bodega manzanareña ha destacado que “la estructura analítica de la uva y el estado sanitario es singularmente magnífico” en la presente campaña. Alfonso Monsalve explica que “las lluvias de la primavera y el calor del verano” han venido muy bien a la uva.

Pero es que el gran contraste de temperaturas entre la noche y el día de las últimas semanas también ha sido positivo. Manzanares osciló este jueves entre los 30 grados de temperatura diurna y los 14 de temperatura nocturna, lo que favorece la maduración del fruto.

Los primeros “vinos secos”

Verdejo, chardonnay, moscatel o syrah. Alfonso Monsalve señala que en Vinícola de Castilla ya hay “entre cinco y siete variedades vinificando”. Incluso, Monsalve confiesa que ya tienen algún “vino seco”, con la fermentación terminada, aunque todavía está sin clarificar, por lo que no es apto para embotellar.

En diez días, Vinícola de Castilla espera alcanzar “las cotas más altas de la campaña”, con los tempranillos, macabeos y alguna uva airén, variedad que este año viene “tardía”. En ese tiempo la bodega habrá terminado con los moscateles, verdejos y syrah.

Valoración positiva de los precios

Un año más, el objetivo está claro para Alfonso Monsalve: “completar la capacidad de la bodega” y, el año que viene, “si tenemos suerte, los venderemos”. Para finales de octubre “más o menos” estarán los primeros vinos embotellados para esta bodega que presume de la marca ‘Señorío de Guadianeja’.

A este respeto, Alfonso Monsalve considera que es “una buena noticia” que los precios del vino a granel sean en este 2018 “algo inferiores a los del año pasado”, dado que está previsto que aumente la producción “entre un 15 y un 20 por ciento”.

El gerente de Vinícola de Castilla ha confesado a lanzadigital.com que las bodegas desean “calidad de uva para hacer un vino estupendo” y que los precios “también sean rentables para el agricultor”, porque así gana todo el sector vitivinícola.

También ha celebrado que la “tranquilidad” haya dominado en las relaciones entre agricultores y elaboradores, y que en este comienzo de campaña no haya habido las tensiones sociales de otros años.