Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
22 abril 2024
ACTUALIZADO 21:15
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • Festival 2024 Skating Eurovision / Elena Rosa
      Manolo Ruíz Toribio mostró sus trabajos de fotografía / Elena Rosa
      Todo a punto en la Plaza Mayor para zambullirse en las páginas de un buen libro /Clara Manzano
      Inauguración de la Feria de Abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      Presentación de la programación de la cuadragésimo séptima edición del Festival / Clara Manzano
      Aparatoso incendio de un avión para desguace en el aeropuerto de Ciudad Real /Clara Manzano
      170 aniversario del Colegio Público Santo Tomas de Villanueva / J. Jurado
      Encuentro de centurias romanas /Clara Manzano
  • Vídeos
      • Juan Ortega (1)
      • Juan Ortega (2)
      • Pablo Aguado (1)
      • Pablo Aguado (2)
      • Pablo Aguado (3)
      • Roca Rey (1)
      • Roca Rey (2)
      • Roca Rey (3)
      • Roca Rey (4)
      • Ajuste y entrega en la faena de Ortega al sexto
      • El poderío de Daniel Luque
      • Trincherilla de Morante al primero
      • Verónica de Juan Ortega
      Portada Fatigas maletilla.indd
      • Andrés Palacios a la verónica frente al primero JCS
      • La corrida de Martín Lorca estuvo bien presentada JCS
      • Aspecto de parte de los tendidos ayer en Tomelloso JCS
      • Palacios pasando al cuarto con la mano derecha JCS
      • Pase cambiado por la espalda de Molina al quinto JCS
      • Sergio Felipe estuvo dispuesto toda la tarde JCS
      • Derechazo de Sergio Felipe JCS
      • A la corrida le faltó fuerza y casta JCS
      • Perera entre los pitones del primero
      • Perera comenzó de hinojos la faena al cuarto
      • Vuelta al ruedo al cuarto de El Parralejo
      • Buen natural de Paco Ureña
      • Borja Jiménez doblándose de capote
      • Ceñimiento y garra en Borja Jiménez
      • Larga cambiada a porta gayola de Garrido al primero
      • José Garrido en un derechazo al primero
      • Así metió la cara el quinto, de nombre Tabarro, número 30
      • De Miranda salió trompicado al matar al quinto
      • Leo Valadez no destacó
      • Tarde maciza de Garrido ayer en Sevilla
      • David de Miranda a hombros
      • Buena verónica de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Verónica de Carlos Aranda al quinto JCS
      • Ceñido natural de Carlos Aranda JCS
      • Los tendidos de Carrión de Calatrava pidiendo trofeos ayer JCS
      • Natural de buen aire de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Natural de Juan Robles JCS
      • Remate de capote de Juan Robles en el tercero JCS
      • Satisfacción de Juan Robles al recibir el rabo del tercero JCS
      IMG-20240407-WA0014
      Presentación del I Encuentro Internacional de Capellanes y Sacerdotes. / Europa Press Photo
      Imagen de archivo de la venta de entradas para asistir al evento taurino del 28 de abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      • Precios toros Ciudad Real 2018 2
      • Precios entradas Ciudad Real 28 abril 2024
      Cartel anunciador del festejo de reinauguración en Ciudad Real, obra de Álvaro Ramos
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

María Antonia García de León presentará en Torralba “Estado de sitio”, una ficción real sobre el impacto emocional de los días de confinamiento

María Antonia García de León 1
María Antonia García de León, en una foto de archivo/ Lanza
Laura Espinar / CIUDAD REAL
"Éramos libres, ciudadanos europeos del siglo XXI, súbitamente cautivos. Marchamos a un enclaustramiento por tiempo indefinido, decretado democráticamente, en nuestras domésticas sedes". Así comienza "Estado de sitio", el libro que ha publicado la socióloga y escritora María Antonia García de León, en el que cuenta el impacto emocional que le provocó el confinamiento tras ser decretado el estado de alarma por la pandemia. Esta obra se presentará el 23 de agosto en Torralba de Calatrava, su pueblo natal, a donde llegará precedida por la buena acogida de la crítica al valorar la fuerza, concisión y sensibilidad que desprende este fascinante viaje por los días de aislamiento. Reconoce que fue un gran consuelo escribir y que "me salvé así y contemplando la naturaleza a través de un ventanal". En esta entrevista avanza que ya escribe "Tiempos de incertidumbre" donde cuenta cómo ve La Mancha y sus gentes tras los 4 meses que pasó en el litoral. "He visto a la gente triste, quizás por la influencia del virus", dice.

Dice Antonio Aguilar, catedrático de Lengua Castellana y Literatura y autor de diversos estudios como “La imagen de la mujer a través de la poesía escrita por mujeres, 1953-2016”, que la socióloga y escritora María Antonia García de León tiene tras de sí una larga y fructífera carrera profesional dedicada a profundizar y reflexionar sobre las relaciones entre género y poder.

Como socióloga se le deben estudios pioneros en la lucha por la igualdad como Las académicas y Rebeldes ilustradas, mientras que en su vertiente poeta ha publicado más de una docena de libros e, incluso, ha inaugurado una  manera de acercarse al género autobiográfico, cual es la fusión del libro de memorias con la crónica periodística y del ensayo sociológico con la historia viva tal y como lo define el también doctor en Filología Hispánica, Antonio Aguilar.

María Antonia García de León, nacida en Torralba de Calatrava, vuelve estos días a la primera linea de la actualidad tras la publicación de Estado de sitio, un libro en el que se recoge el impacto emocional y psíquico que le provocó el confinamiento derivado del estado de alarma que vivimos en España la  primavera pasada. El libro lo componen 13 capítulos a los que siguen las páginas de su diario y un “capítulo coral”, que denomina Voces cautivas,  donde comparte “esta insólita experiencia” con una serie de amigos y conocidos.

En esta entrevista telefónica desde Asturias, María Antonia García de León explica que, con este libro ha tratado de ser testigo de su tiempo contando el impacto emocional que supuso para la sociedad el confinamiento y las circunstancias que rodearon su “reclusión” cerca del mar donde permaneció durante cuatro meses acompañada de numerosos personajes y en contacto con la naturaleza.

María Antonia García de León 2
En “Estado de sitio”, la poeta y socióloga, María Antonia García de León narra el diario encierro al que nos sometió el confinamiento /Lanza

También reflexiona sobre la dureza de las medidas tomadas durante el estado de alarma, gruesas y sin calibrar, y su impacto sobre las libertades y avanza que seguirá acompañando a este año 2020 hasta que acabe -“para ver qué nos depara”-  por ello prepara ya  “Tiempo de incertidumbre en el que se recoge, desde el titular,  la palabra que mejor define la situación que vivimos, la incertidumbre. Sin olvidar,  su tema vocacional, la poesía de mujeres y por la igualdad y la poesía.

PREGUNTA.- ¿Qué ha tratado de transmitir con “Estado de sitio”?

RESPUESTA.- He tratado de manera no calculada, de ser testigo de un tiempo, de dar testimonio personal y también de hacerlo a través de lo que llamo “voces cautivas”, la respuesta a una invitación que hice a gente de distintas profesiones y status  para que me aportaran en un fragmento -no mayor de 10 lineas, sin discursos filosóficos, ni politológicos- lo que sintieron durante el confinamiento. Esta es mi parte de socióloga;  por un lado escribo yo y por otro me hago acompañar de estas voces cautivas que llamo y que complementan mi testimonio, un testimonio sobre lo que llamo “una ficción real”.

La primavera del 2020 nos produjo, a mí y a todos, un impacto emocional por estar confinados, recluidos en nuestras domésticas sedes y con las calles vacías. Vivimos un estado de shock increíble. No dábamos crédito. Por eso, hablo de una ficción real, las calles vacías, el paseo marítimo clausurado, el mar cancelado… Eso es kafkiano, una ficción real.

P. El libro tiene tres partes definidas. Entiendo que son complementarias para que recoja el sentimiento de la condición humana ante una situación de confinamiento de un día para otro.

R.- Si. Este libro tiene tres partes que se complementan entre si. La primera consta de 13 capítulos un poco filosóficos, líricos, un poco abstractos y con la mejor escritura que he podido. La segunda parte son páginas escogidas de mi diario, lo que hacía con el tiempo durante el confinamiento, en cautiverio; lo que pensaba, cómo pasaban los días, cómo distribuía las horas… toda una experiencia única para mí y para todos. Y la tercera parte, la que he llamado “voces cautivas” ya que por mi vocación sociológica siento inclinación a que me acompañen otras voces.

El libro está lleno de citas literarias que me gustan ya que soy escritora, socióloga y poeta. En la página 22 del libro escribo este pequeño fragmento:

“Desde la ventana veo la playa clausurada, prohibido el largo paseo marítimo, qué locura es esta, que equipaje tendremos que llevar para este cautiver io. (…)

¿Qué nueva mirada hiperreal para comprender este silencio, este cementerio marino que se extiende ante mis ojos?.Una y otra vez la zozobra vuelve. La pregunta triste: ¿Qué hay de bueno en medio de estas cosas?.

Me gusta el arranque de esta obra que he escrito con enorme pasión, pensando en mí y en los lectores. Y,  empáticamente, en el prójimo, -como recoge el título de mi poesía reunida “Soy tu”, que lo dice todo-  y pensando que lo que estaba viviendo estaba ocurriendo no solo en España sino también en el mundo.

La apertura del libro comienza así:

“Éramos libres, ciudadanos europeos del siglo XXI, súbitamente cautivos. Marchamos a un enclaustramiento por tiempo indefinido, decretado democráticamente, en nuestras domésticas sedes”.

Personajes que me acompañaron

Durante el confinamiento hubo muchos personajes que me acompañaron. Recordé la película Invictus de Nelson Mandela. La comparación no tiene lugar pero con tantas horas libres llegaban muchas cosas a la mente y recordé a aquél héroe que abolió el apartheid en Sudáfrica y pasó más de 20 años en prisión. El poema Invictus está recogido en el libro.

También recordé mucho a mi madre. Ella vivió la Guerra civil siendo muy joven y todo se queda grabado de una forma tremenda. Esas circunstancia que contaba sobre lo que le había ocurrido a una familia en un sitio y a otra en otro y que ya no se podían ver por que estaban confinados… De repente, nosotros empezamos a oír palabras como confinamiento, control…una serie de términos que habían salido de nuestro vocabulario.

Este es otro momento, sin duda, pero hemos vivido una situación…una especie de, diríamos, policial que habíamos olvidado. Hemos vivido situaciones insólitas para la vida que llevábamos como, por ejemplo, al ir a la compra y tener que coger la factura por si te paraba la policía y así demostrar que venías de la tienda… Ha sido todo, como decía, una ficción real.

P.- “En el sur, sola en una casa junto al mar”. Así describe cómo escribió esta ficción real. ¿El ambiente era el idóneo o, por el contrario, se hubiera expresado de la misma forma en cualquier otro lugar?.

R.- El decreto del estado de alarma me pilló casualmente cerca de Málaga a donde me había desplazado porque en Madrid ya se habían suprimido muchas actividades. Y allí me quedé cuatro meses. Nunca he pasado tanto tiempo en el mar. Vistos los acontecimientos consideré una fortuna que me pillase allí el confinamiento porque me permitió estar en contacto con la naturaleza y con el mar aunque, bien es verdad que confinada, pero lo podía ver desde la ventana. Una especie de cementerio marítimo, como diría Paul Valery.

Durante ese tiempo tuve que acostumbrarme a una vida minimalista ya que, como decía Antonio Machado, me pilló ligera de equipaje como los hijos de la mar; con la ropa de un largo fin de semana y una pequeña maleta intelectual que siempre llevo. Nada más. Viví la experiencia de tener que comprar on line algunos libros y ropa pero en ese estilo minimalista encontré disciplina y virtud cívica.

Ese tiempo de primavera me permitió observar las nubes y las hice mis amigas como prueba el hecho de que el libro está salpicado de este paisaje fijo, pero muy variable, como son las nubes. Fue muy inspirador. También me rodeé de poetas que habían tenido experiencias de confinamiento como la norteameriana Emily Dickinson que decidió voluntariamente confinarse en su casa. Ella decía: “Metida entre cuatro paredes, me preguntas sobre mis compañías, las colinas señor, y el crepúsculo”.

P.- Usted habla del valor terapéutico que tuvo escribir este libro. ¿Cree que también ayudará a sus semejantes en momentos de incertidumbre, de desasosiego,  como los que provoca un confinamiento o la propia situación de pandemia?.

R.-En efecto. Escribir este librito que no llega a las 100 páginas y es muy fácil de leer, ha tenido un valor terapéutico grande y al tiempo creo que también puede tenerlo para mis semejantes que lo lean. Les traerá el recuerdo de lo pasado, sin duda. Como me ha dicho algún crítico, “he sentido lo mismo que tú, solo que tu sabes escribirlo y yo no”. También me gusta una frase de Gil de Biedma: “Semanas de agonía, yo me salvé escribiendo”. Y yo me salvé así.

Todos hemos tenido que acudir a disciplinas, lecturas, horarios, rituales en definitiva, para no enfermar mentalmente. Escribir fue un gran consuelo. Yo me salvé así y contemplando la naturaleza a través de un ventanal, viendo amanecer, atardecer y las nubes, acompañada de programas de radio clásica y de rituales que podías hacer en casa, como leer la prensa para saber cómo estaba el mundo. Todo eso ha sido muy interesante.

P.- ¿Entra en sus proyectos escribir una segunda parte de producirse una nueva situación de confinamiento?.

R.-Sigo escribiendo, pero en plan de diario, cultivando el género literario que es el diarismo. Tengo la primera parte, la fase de hierro por así decirlo, que llega hasta que se produjeron las medidas de alivio del confinamiento y ahora, en “territorio Mancha” como me gusta decir, estoy escribiendo “Tiempos de incertidumbre” donde cuento cómo veo La Mancha y sus gentes tras los 4 meses que he pasado en el litoral. La situación que observo es más triste por la influencia, quizás, del virus. Si. He visto a la gente más triste.

Continuaré el libro hasta el 31 de diciembre para cerrar un año 2020 que recibimos en Valdepeñas presentando la asociación Ateneo territorio Mancha con una fiesta, ¡y fíjate lo que ha deparado el año!. Quiero continuar con esta forma de diario a ver qué pasa ya que, como escritora y socióloga,  observar todo lo que está pasando es muy importante.

También he invitado a mis comunicantes, -profesionales, amigos-  pero ahora les llamo “voces desescaladas” -el vocabulario da mucho juego (risas)- para que cuenten cómo recuerdan lo vivido, cómo se encuentran ahora y cómo ven el futuro. Me gusta que me acompañen otros “yoes”.

P.- Con “Estado de sitio” advierte de que la lucha contra la pandemia no debería menoscabar las libertades individuales logradas tras mucho esfuerzo.

R.El problema de estas medidas es que se puede hacer costumbre y llegar a una especie de deriva autoritaria. Se da una orden, se olvida porqué se dio y se hace costumbre, lo que es bastante peligroso en los sistemas sociales. En concreto, pensado en lo pasado, creo que todo se aplicó al modo “manu militari”, sin graduaciones, sin medir recetas más refinadas y con una normativa rígida. Por ejemplo, una persona diabética tiene que andar por prescripción médica y no se tuvo en cuenta. En cambio, la ciudadanía estaba muy enfadada porque sí se tuvieron en cuenta las mascotas incluso, a veces, con abuso por parte de sus propietarios. Esto me pareció injusto y discriminatorio.

Las medidas fueron gruesas y sin calibrar

Creo que una normativa más sabia debía estar más graduada sobre todo teniendo en cuenta casos en los que el ejercicio físico es totalmente necesario. Las medidas fueron muy gruesas y sin calibrar y faltó tacto social. Las  libertades se vieron afectadas.

PREGUNTA.- ¿En qué proyectos se encuentra embarcada actualmente?.

R.- En acompañar al año hasta que acabe y ver qué nos depara, porque está movidito. Creo que titularé el libro al que me refería anteriormente como “Tiempo de incertidumbre. Diario del 2020“, la palabra clave ya que recoge bien el momento que vivimos en el que no se sabe si se celebrará este acto o aquel otro. Incertidumbre es la palabra en boga, la que mejor define la situación.

Otro proyecto es, si se celebra la Feria de Libro de Madrid anunciada para octubre, presentar un libro – con un capítulo de invitados como es mi costumbre- que se llama “Amar a América”, una obra que estaba escrita pero a la que le pilló el tsunami del confinamiento. La escribí con mucho cariño y estoy muy ilusionada con que se conozca.

El hispanismo, amar a América es una vocación mía. Creo que ahí tenemos un enorme tesoro que compartir en hermandad entre las dos orillas, con los hermanos de la América española, de nuestra cultura y de nuestra lengua. Como decía Carlos Fuentes, “territorio Mancha, el más grande país del mundo.

También sigo con el tema vocacional, como es para mi la poesía de mujeres, en pro de mujeres, conferencia de mujeres en pro de la igualdad. Este es un tema que me acompaña siempre como también la poesía, una amante celosa.

P.- ¿Tiene previsto presentar “Estado de sitio” en su tierra, en Torralba de Calatrava?.

R.-  El 23 de agosto a las 20:30 horas será la presentación en el Patio de Comedias de Torralba de Calatrava, un escenario magnífico. El acto, en el que recitaré dos poemas, contará con la presencia de 10 poetas de Madrid más algunos de la tierra y en el mismo estará mi editor, Basilio Rodríguez Cañada, editorial Sial Pigmalión, que hará una donación de libros a la Biblioteca y al público asistente. El acto se celebrará en lo que será la segunda edición de la Fiesta de la Poesía.

Ahora los actos culturales, en sentido estricto, son actos de servicio a la cultura porque, realmente, hay que esforzarse en ellos, hay que tener cuidado y respetar las medidas de seguridad quedando muy disminuido lo que supone el encuentro y la alegría. Ahora termina el acto y te vas a casa mientras que antes se celebraba una cena con poetas. En fin, la situación nos obliga a que estos sean otros tiempos.

María Antonia García de León es licenciada en Derecho (1970) y en Sociología (1976). Doctora en Sociología (1981). Estudió dirección de cine en el TAI (1985-1987). Profesora titular de Sociología de la Educación en la Universidad Complutense de Madrid, por la cual es actualmente emérita. Ha investigado en prestigiosas universidades extranjeras y se ha ocupado principalmente del feminismo en el campo de las élites femeninas o Género y Poder.

Título: Estado de sitio. Primavera 2020. 

Autora. María Antonia García de León

Editorial: Grupo Editorial Sial Pigmalión. Ex Libris

Precio: 15 euros. Año de edición: 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:
  • María Antonia García de León ante el mural del IES Bernardo de Balbuena de Valdepeñas / Lanza
  • María Antonia García de León ante el mural del IES Bernardo de Balbuena de Valdepeñas / Lanza
La directora general de Asuntos Europeo, Virginia Marco.
Portada de Antonia Valero del poemario de María Antonia García de León
Unos turistas prestan atención al guía que les explicas las curiosidades de la ciudad - María José López - Europa Press - Archivo
Rishi Sunak
  • De izquierda a derecha, José Ignacio Ruiz Rodríguez; la ponente María Antonia García de León y Andrés Valverde
  • Un momento de la intervención de María Antonia Gasrcía de León
  • María Antonia García de León
  • Andrés Valverde
  • José Ignacio Ruiz Rodríguez y María Antonia García de León
  • Asistentes a la ponencia de García de León
Cerrar