Más de 1.100 personas apoyan ampliar el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel

Aníbal B. C. Ciudad Real
Imagen de archivo de las Tablas de Daimiel / Clara Manzano

Imagen de archivo de las Tablas de Daimiel / Clara Manzano

La Asociación Ojos del Guadiana Vivos ha recordado que en la actualidad Las Tablas de Daimiel son una serie de presas que retienen el agua ascendida por bombas o por derivaciones desde el río Tajo.

Más de 1.100 personas han firmado ya la petición lanzada por la Asociación Ojos del Guadiana Vivos a través de la plataforma Change.org para solicitar al Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) la ampliación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

Con motivo de la conmemoración del 50 aniversario de la declaración del parque nacional, esta asociación, que defiende los humedales manchegos y de la que forman parte investigadores, científicos, técnicos y ecologista, ha pedido públicamente aumentar la extensión del parque nacional a todas las tablas fluviales del río Guadiana.

De esta manera, el espacio protegido se extendería desde los Ojos del Guadiana hasta Alarcos y a la mayor parte de las tablas fluviales del río Gigüela, desde el parque actual hasta Las Tablillas del río Záncara.

Fuentes de la Asociación Ojos del Guadiana Vivos han señalado que es importante que los apoyos a esta campaña, puesta en marcha haced una semana, vaya en aumento.

El objetivo, han indicado, es sumar cuando más gente posible a una iniciativa con la que se pretende cambiar la situación de este parque natural.

Esta asociación ha recordado que en la actualidad Las Tablas de Daimiel son una serie de presas que retienen el agua ascendida por bombas o por derivaciones desde el río Tajo.

Para cambiar esta situación, este colectivo demanda dos acciones fundamentales, por un lado, ampliar el parque nacional y, por otro, cambiar el nombre a Parque Nacional de Las Tablas y los Ojos del Guadiana.

En este sentido, han apuntado que limitar la denominación del parque nacional al término de Daimiel es injusto y que además contribuye a disimular el verdadero marco de referencia y la problemática subyacente.

Esta asociación ha recalcado que existen medidas «puramente administrativas» que únicamente necesitan de la voluntad política para empezar a solucionar el problema, que ha derivado en una» situación crítica» este espacio protegido, como es la sobreexplotación de los acuíferos y la falta de caudal en los ríos Guadiana y Gigüela.

A su entender, esta solución pasa por aplicar la Directiva Marco del Agua (DMA) de la Unión Europea y de los compromisos que subyacen a la misma, con el objetivo de realizar una gestión del agua racional, si bien ha opinado que esto es «algo que no ocurre desde hace muchas décadas».