Más taxis adaptados en Ciudad Real para las personas con movilidad reducida

Belén Rodríguez Ciudad Real
Los  nuevos cinco taxis adaptados con ayuda de la Diputación se han presentado esta mañana en Ciudad Real / Clara Manzano

Los nuevos cinco taxis adaptados con ayuda de la Diputación se han presentado esta mañana en Ciudad Real / Clara Manzano

La Diputación ha subvencionado la adaptación de cinco nuevos taxis en Tomelloso, Valdepeñas, Ciudad Real, Carrión y Piedrabuena, y anima a los taxistas rurales a concurrir el año que viene a estas ayudas. El usuario pagará lo mismo por el servicio que prestan 30 de los 290 taxistas con lincencia

Ciudad Real cuenta ya con treinta taxis adaptados para trasladar a discapacitados y personas con movilidad reducida. En estos días cinco profesionales del taxi de Tomelloso, Valdepeñas, Ciudad Real, Carrión y Piedrabuena, han adaptado sus vehículos -cuatro de ellos ya tenían licencia- para ofrecerlo a este público, y lo han hecho con una nueva línea de ayudas de la Diputación.

“Queremos que Ciudad Real sea la provincia con más taxis adaptados de España, para favorecer la movilidad de las personas con discapacidad”, ha señalado José Manuel Caballero, el presidente de la institución, en la presentación de los cinco vehículos hoy en la plaza de la Constitución de la capital.

Caballero y Jacinta Monroy siguiendo las explicaciones del presidente de la Asociación Provincial del Taxi / Clara Manzano

Caballero y Jacinta Monroy siguiendo las explicaciones del presidente de la Asociación Provincial del Taxi / Clara Manzano

El proyecto, por sugerencia de la Asociación Provincial de Taxistas de Ciudad Real que preside Manuel García, tendrá continuidad el año que viene (los taxistas están obligados por ley desde este año a que el 5% de las lincendias, 290 en la provincia, sean de taxi adaptado).

Adaptar un taxi para que quepa una silla de ruedas y favorecer el acceso de una persona con dificultades de movilidad cuesta de media unos 12.000 euros y la ayuda que ha puesto a disposición de los taxistas la Diputación ha sido de 25.000 euros.

El objetivo ahora según Caballero es animar a taxistas de las zonas rurales, con población envejecida, menos recursos y posibilidades para desplazarse, a adaptar sus vehículos, solicitar esas licencias especiales y recurrir a las ayudas que se ofertan para mantenerlos.

Favorecer una vida normalizada

“Es poco dinero pero muy importante para favorecer una vida normalizada de las personas con discapacidad. Moverse, poder ir al cine o al médico de forma autónoma contribuye a hacer a las personas más libres”, ha subrayado Caballero.

Al usuario utilizar uno de estos taxis les supone el mismo coste y la manera de contratarlos es la habitual: llamar al teléfono de la asociación provincial del taxi o interesarse por este servicio en la población en la que se mueva uno. Además la APTCR ha remitido un listado a todas las asociaciones de personas con discapacidad  con los taxistas que disponen de vehículo adaptado.

Área de prestación conjunta

Por otra parte, la asociación del taxi continua con el proyecto de creación de un área de prestación conjunta de servicio de taxi en los quince municipios del Campo de Calatrava.

El reglamento, que permitirá a los taxistas de la comarca operar en cualquier población, se sigue redactando y no hay fecha de entrada en vigor. “Ojalá esté para el año que viene”, ha dicho García, que ha agradecido a la Diputación su implicación con un sector que  “lo está pasando muy mal para dar un servicio de calidad”.
.