Membrilla celebrará en septiembre el 50 aniversario de la coronación de la Virgen del Espino

Noemí Velasco Membrilla
Imagen de la Virgen del Espino de Membrilla / Lanza

Imagen de la Virgen del Espino de Membrilla / Lanza

Los vecinos de Membrilla procesionarán a la Virgen del Espino sobre el templete que utilizó para su coronación en 1968 y descubrirán una placa en la fachada del Ayuntamiento en conmemoración. Además, la cofradía colocará un relieve en bronce en arco de los Paseos del Espino para que la veneración a la patrona sea más accesible

La Cofradía de Nuestra Señora del Espino colocará una placa en la fachada del Ayuntamiento y un relieve en bronce en el arco de los paseos con motivo del cincuenta aniversario de la coronación canónica de la patrona de Membrilla. Además, entre el 7 y el 9 de septiembre hay preparadas dos salidas procesionales extraordinarias.

Organizados en colaboración con el Ayuntamiento de Membrilla, el presidente de la cofradía, Miguel Ángel Bellón, explica que los actos comenzarán el viernes 7 de septiembre con una procesión de antorchas, marcada por los cantos y la música de la rondalla Marmaria, que acompañará el rezo del rosario.

En las dos salidas previstas, la Virgen del Espino no procesionará en su trono habitual, sino “en el templete que utilizó para ser coronada en 1968”. Restaurada para la ocasión, la pieza es más pequeña y ha estado en desuso desde los años setenta.

Hombres y mujeres de Membrilla llevarán a la Virgen a hombros en esta ocasión, al igual que a San José, que reposará en las andas cedidas por la Hermandad de Santiago Apóstol.

El significado de la coronación

La misa para enfermos, mayores y familiares, y la catequesis para niños y jóvenes, marcarán la programación del sábado 8 de septiembre. Además, el párroco de San Pedro Apóstol de Ciudad Real, profesor de Teología del Seminario Diocesano y delegado diocesano de formación, ofrecerá una charla sobre el sentido teológico y pastoral de la coronación en la Casa de Cultura.

El presidente de la hermandad explica que “coronar a una Virgen en un municipio significa que esa imagen centra la máxima devoción de las gentes de un pueblo”. Aunque hay otras advocaciones, la Virgen del Espino es la patrona de Membrilla y la que más veneración despierta.

Así pues, Miguel Ángel Bellón señala que “la coronación no significa ponerle físicamente una corona a la Virgen”, sino “reconocerla un título como patrona y señora del pueblo de Membrilla”, por eso es tan importante para los vecinos celebrar el cincuenta aniversario.

“Huellas históricas” de la coronación

La procesión del domingo 9 de septiembre será el acto central, ya que incluirá el descubrimiento de una placa conmemorativa en el mismo lugar donde fue la coronación el 15 de septiembre de 1968, en la fachada del Ayuntamiento.

El obispo de Ciudad Real, Gerardo Melgar, presidirá la procesión y la posterior misa, en la que participarán hermandades del arciprestazgo, los cumplidores de los Desposorios de los últimos diez años, hermandades de la Virgen del Espino de toda España y el pueblo de Membrilla. La Virgen del Espino tiene 3.200 hermanos en la localidad.

Además, la cofradía descubrirá un relieve de la Virgen en bronce en el arco que hay en el comienzo de los Paseos del Espino, otra “huella histórica” del cincuenta aniversario, con la que pretenden inspirar la oración y facilitar la veneración a las personas mayores o de movilidad reducida que no puedan subir hasta la ermita.

Al finalizar habrá una comida de hermandad en el pabellón multiusos del Espino y la recaudación irá para Manos Unidas.

Los Desposorios de Membrilla

Todos los actos organizados en torno a la festividad de la Natividad de la Virgen son con carácter extraordinario, ya que las fiestas patronales siguen su calendario habitual, entre el 16 y el 20 de agosto.

Desde hace más de ocho siglos, los vecinos de Membrilla celebran los Desposorios entre la Virgen y San José, que siempre procesionan juntos. Miguel Ángel Bellón explica que esta celebración surge de la promesa hecha por el pueblo de Membrilla tras la conquista de las Navas de Tolosa por parte de las tropas cristianas.

Al mando del Castillo del Tocón de Membrilla, el capitan Meléndez Arias exportó la celebración que existía en su tierra, Talavera de la Reina, sobre los Desposorios. En la actualidad, Talavera todavía celebra esta fiesta, y en concreto, Las Mondas, la ofrenda a la Virgen después de los Deposorios.

Entre las figuras características de los Desposorios están los “cumplidores”, este año la familia Lozano Jiménez, que hacen de padrinos de la boda e invitan al Ayuntamiento, la Junta, los alabarderos y las bandas a un dulce y un vaso de refresco o limonada, “como se hacían tradicionalmente en las bodas de La Mancha”.

Aparte, el próximo 18 de agosto la Hermandad de la Virgen de la Soledad también concederá a la Virgen del Espino una medalla de oro.