Menos incendios forestales en Ciudad Real a una semana de la época de peligro “extremo”

Belén Rodríguez Ciudad Real
Simulacro ante una emergencia por incendio forestal el pasado 12 de junio en la provincia /Infocam

Simulacro ante una emergencia por incendio forestal el pasado 12 de junio en la provincia /Infocam

Hasta el 17 de junio se han declarado 23 fuegos en la provincia que han quemado 30 hectáreas frente a las 300 del año pasado, la cifra más baja de Castilla-La Mancha. Estos días el Infocam activa a las patrullas con simulacros como el de Castilnegro en Puebla de Don Rodrigo

A una semana para que el peligro por incendios forestales pase de “alto” a “extremo”, y con todos los medios disponibles desplegados para luchar contra el fuego un verano más, Ciudad Real parte con una ventaja psicológica: “solo” 23 fuegos (diez de ellos conatos) hasta el 17 de junio, la cifra más baja de Castilla-La Mancha.

44% menos que en 2017 en Castilla-La Mancha

La lluviosa primavera dibuja un panorama inicial de la campaña alentador. Los incendios forestales han caído un 44% en la  comunidad, con menos siniestros provincia a provincia, sobre todo en Ciudad Real en la que se han declarado 23 fuegos en estos meses de invierno y primavera, que han quemado 30 hectáreas frente a las 300 del año pasado. Guadalajara ha tenido 40, Albacete y Cuenca 41, y Toledo 70, muchos menos que en el mismo periodo de 2017.

Nadie quiere repetir los malos datos de 2017, con los graves incendios de Albacete y Cuenca, que contribuyeron a un repunte del 33% al final de un año,  o los devastadores fuegos de Portugal y Galicia.

Desde el 1 de junio, inicio oficial de la campaña de extinción, el dispositivo Infocam de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está a pleno rendimiento, con unas tres mil personas movilizadas en la región, y mejoras en medios de extinción.

Simulacro de incendio en la provincia en este mes de junio / Infocam

Simulacro de incendio en la provincia en este mes de junio / Infocam

Las novedades de la campaña en Ciudad Real

En Ciudad Real las novedades son tres nuevos puntos de toma de agua en Solana del Pino, Viso del Marqués y Puebla de Don Rodrigo. Las otras mejoras afectan a las áreas más castigadas por el fuego el año pasado,  se ha dotado de una nueva patrulla móvil a Yeste (Albacete) y de dos puntos más de toma de agua, y se ha creado una nueva base en Sacedón (Guadalajara).

Los medios para la campaña de extinción

Ciudad Real, la provincia con más superficie forestal de la región: 861.306 hectáreas, dispone este año de diecinueve puestos de vigilancia fija, un centro operativo provincial COP (en el Chaparrillo), trece patrullas móviles, cuatro brigadas helitransportadas con trece equipos de retenes helitransportados (un técnico, un responsable, un conductor y entre cuatro y siete especialistas), seis máquinas pesadas, once autobombas, un camión nodriza y un puesto de mando avanzado, según datos de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente.

En total en Castilla-La Mancha están movilizados 240 medios, además de las más de tres mil personas, muchos de ellos de apoyo para toda la región.

Simulacros para estar mejor preparados

La campaña, con todo el dispositivo activo al cien por cien, se prolongará hasta el 30 de septiembre. En estas semanas previas a la época más dura  (entre el 1 de julio y el 30 de agosto, cuando el riesgo es extremo), el Infocam está haciendo simulacros de preparación, el último en la provincia el miércoles pasado en el paraje de Castilnegro de Puebla de Don Rodrigo.

La principal causa de incendios forestales en Castilla-La Mancha en 2017 fue la negligencia o causa accidental (342), seguida de los incendios intencionados (252), los rayos (134), reproducciones (15), mientras que 164 fueron por causa desconocida.