Mensajes desde el más allá: nace la primera empresa ciudarrealeña para estar conectados con los familiares fallecidos

Julia Yébenes Ciudad Real
El joven emprendedor David Sánchez-Montañés / J. Jurado

El joven emprendedor David Sánchez-Montañés / J. Jurado

'Cardiem' es una idea del joven David Sánchez-Montañés, que ha ido conformando como negocio en el IV Espacio Coworking, clausurado esta tarde

Piensen en algún ser querido que haya muerto recientemente, y ahora visualicen sus caras si recibieran un mensaje suyo desde el más allá.

Pues ese es el objeto de actividad de ‘Cardiem’, la primera empresa creada en Ciudad Real para conservar y guardar las palabras e imágenes que los usuarios, una vez muertos, quieran transmitir a sus familiares y que éstos puedan mantener vivo su recuerdo.

Los recados desde la tumba, sobre todo si son de ánimo, pueden servir para combatir el dolor de la pérdida, incluso para superar el duelo, asegura el joven de 25 años David Sánchez-Montañés, autor de la idea, que ha ido conformando como negocio en el IV Espacio Coworking, clausurado esta tarde en Ciudad Real.

“Es una aplicación, ha explicado el emprendedor ciudarrealeño, para que los usuarios puedan grabar mensajes antes de fallecer en un espacio que nosotros guardaremos en la nube, totalmente protegido, y que tras su muerte enviaremos a las personas indicadas por ellos, una vez nos envíen el acta de defunción”.

Pueden ser cualquier tipo de mensaje y en cualquier formato, como notas de voz, vídeos, fotografías, cartas u otros recuerdos e historias particulares, cuyo autor podrá ir modificando antes del deceso.

Se trata de una idea novedosa “que ya existe en otros países” y que este licenciado en Derecho, ADE, y técnico en márketing digital, está impulsando “centrado en el valor sentimental, en dejar mensaje emotivos, al margen del testamento digital, una función que haremos en el futuro

La idea de crear la herramienta que grabe todo tipo de mensajes, con el propósito de ser entregados a los destinatarios indicados en una fecha concreta, surgió cuando “ves a personas que han ido perdiendo a gente por el camino y lo pasan mal”. Entonces Sánchez-Montañés decidió “hacer algo para aliviar el dolor”, aunque “el duelo haya que pasarlo”.

La aplicación llegará al mercado a principios de 2020, aunque los interesados ya pueden inscribirse en www.cardiem.es